residencias

Podemos exige la tramitación de la Ley de Residencias

La nueva ley de residencias, presentada por el partido morado, dotaría a los centros con al menos un auxiliar por cada cuatro usuarios dependientes y dos médicos y tres enfermeros por cada cien residentes

La portavoz regional de Podemos, María Marín, ha reivindicado esta mañana que la Asamblea Regional comience de una vez los trámites para aprobar la ley de residencias de mayores, un proyecto registrado por el partido morado después de que la covid sembrara de muerte y dolor los centros de la tercera edad.

Marín ha exigido que se tome en serio este asunto, y ha recordado que a pesar de que todos los partidos coinciden en que es necesario cambiar el modelo, sólo Podemos ha puesto sobre la mesa una propuesta concreta.

La diputada ha insistido en sus críticas a la decisión de López Miras de mandar de vacaciones anticipadas a la Asamblea, huyendo así del control parlamentario después del escándalo de la compraventa de votos tránsfugas.

Frente a este bloqueo de la actividad parlamentaria por un presidente irresponsable y su gobierno de tránsfugas, Marín ha reclamado que se ponga en primer plano de la acción política a los problemas de la gente y especialmente de nuestros mayores. 

La ley elaborada por Podemos aumentaría las ratios de personal para atender de forma digna a nuestros mayores. La portavoz ha detallado que esto se traduce en más personal sanitario, llegando a dos médicos y tres enfermeros por cada cien residentes dependientes. Además, pondría fin a la precariedad del personal sociosanitario, dotándole de contratos a jornada completa y no de unas pocas horas semanales, como hasta ahora, dignificando así la labor de psicólogos, terapeutas ocupacionales, animadores y trabajadores sociales”.

Sin embargo, para Marín lo más importante que contiene la propuesta de ley es que fijaría una ratio específica para el personal de atención directa, con al menos un auxiliar por cada cuatro usuarios dependientes. La normativa regional actual establece una ratio general para varias categorías de trabajadores, lo que en su opinión acaba generando confusión y facilitando los incumplimientos.

La diputada de Podemos ha mostrado además su sintonía con las exigencias del Sindicato de Auxiliares de Enfermería, en tanto a que es preciso que todas las residencias cuenten con un número de auxiliares suficiente para que puedan trabajar en parejas y evitar sobreesfuerzos al levantar, vestir o asear a mayores cada vez más dependientes. 

Toca cambiar nuestro modelo de residencias, eliminar los abusos y poner el bienestar y la salud de nuestros mayores por delante de los beneficios de aquellos que quieren hacer negocio con nuestras residencias, ha resumido la portavoz de Podemos.