residencias

Podemos presenta una proposición de Ley de Residencias para garantizar la presencia permanente de personal sanitario en estos centros

El proyecto de residencias plantea aumentar la ratio de profesionales y crear un Consejo de representantes de residentes, familiares y trabajadoras que vele por los derechos de todos ellos y sea escuchado a la hora de renovar o revocar los conciertos

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, ha presentado esta mañana una proposición de Ley de Centros Residenciales para Personas Mayores de la Región de Murcia con la que  se pretende garantizar por fin una atención integral a las personas mayores.

En esta ley se recoge el derecho a una atención sanitaria digna, que cuente con todos los medios necesarios, algo que ha fallado estrepitosamente en muchas ocasiones a lo largo de esta pandemia. Por ello, Podemos ha planteado en su proposición de ley dotar a estos centros de presencia permanente de personal médico y de enfermería, una atención que la ley actual sólo garantiza durante una hora diaria por cada cuarenta usuarios dependientes. 

La propuesta de ley de Residencias de Podemos aborda también uno de las principales demandas de los propios mayores, de sus familiares y de los trabajadores y trabajadoras, como es aumentar las ratios de personal por usuario. Las ratios marcadas por la legislación actual son insuficientes, en un contexto en el que cada vez tenemos más usuarios dependientes y grandes dependientes. La nueva norma que Podemos pretende aprobar define mejor estas ratios, precisando el número exacto de profesionales de cada disciplina que deben estar en los centros en cada momento, contando con médicos, enfermeros, auxiliares de enfermería y el resto de profesionales sociosanitarios, pero también el personal de administración y servicios generales. Cuando se trata de personas mayores, “no podemos dejar ningún espacio a la confusión o a la libre interpretación de ratios y protocolos.

En cuanto a la falta de información y la indefensión que denuncian residentes y familiares, la proposición de Podemos recoge que la solución a este problema pasa por facilitar la participación de todos los actores en el funcionamiento del centro. Para lograr este objetivo, la formación morada plantea la creación de un Consejo de representantes de residentes, familiares y trabajadoras que vele por los derechos de todos ellos y sea escuchado a la hora de renovar o revocar los conciertos. Marín ha recordado que una residencia de mayores no es una empresa, y por tanto no puede funcionar siguiendo las lógicas empresariales, ni guiarse por criterios únicamente económicos, si ello provoca una merma en la atención a nuestros ancianos y ancianas.

La proposición de Ley apuesta también por la construcción de nuevas residencias. En la Región de Murcia faltan más de 8.000 plazas para cumplir con las recomendaciones marcadas por la OMS, que fija la ratio en 5 plazas por cada 100 personas mayores de 65 años. Estas nuevas residencias deberán ser de titularidad y gestión pública, algo que en la Región de Murcia se ha dejado completamente de lado para apostar por convertir la atención y los cuidados en un negocio, como prueba el hecho de que la última residencia pública se inauguró hace ya más de 10 años. Con el actual modelo privatizado, la libertad de elegir pertenece solo a las familias que pueden pagárselo, cuando esta libertad de elección debería contemplar la posibilidad de poder optar a un centro público. Por eso esta proposición de ley recoge la necesidad de invertir en nuevos centros públicos hasta equilibrar la oferta privada con la oferta de centros públicos.