presupuestos

Unidas Podemos ha sido clave para que lleguen a la Región de Murcia 600 millones de euros desde el Gobierno de España

La portavoz regional de Podemos ha analizado junto a Rafael Esteban y José Luis Álvarez Castellanos los presupuestos regionales y asegura que pese a que “nunca un gobierno regional había contado con tantos fondos del Estado para hacer políticas para la gente”, son “decepcionantes en su conjunto, porque la mayoría de esos fondos van a acabar de nuevo los bolsillos de la red clientelar de López Miras”

El aumento en las partidas presupuestarias de 2021 sirvió la semana pasada para que consejeros y consejeras del Gobierno regional presumiesen en la Asamblea de haber destinado más fondos a sus departamentos. Sin embargo, desde Unidas Podemos han desvelado esta mañana que “la causa de esta subida son los fondos enviados a la Región de Murcia por parte del gobierno de coalición”, algo que “olvidaron decir los consejeros de López Miras”. María Marín, portavoz regional de Podemos, ha realizado esta valoración junto a su compañero de grupo parlamentario Rafael Esteban y el coordinador regional de Izquierda Unida José Luis Álvarez-Castellanos, en la que ha destacado que “la presión de Unidas Podemos ha sido clave para que lleguen a la Región de Murcia hasta casi 600 millones de euros desde Madrid”.

Entre estos fondos más de 41 millones proceden del Ministerio de Derechos Sociales de Ione Belarra, otros 11 millones del Ministerio de Igualdad de Irene Montero y casi 58 millones del Ministerio de Trabajo de Yolanda Díaz para políticas activas de empleo, a lo que hay que sumar además los más de 330 millones del Fondo Covid del gobierno de España.

 

 

La portavoz de Podemos ha comparado estas inversiones directas en la Región de Murcia y la aportación de más fondos procedentes del Gobierno de España con la acción del gobierno de Mariano Rajoy en 2012 tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, cuando dejó a los gobiernos autonómicos “tirados y con el mensaje del sálvese quien pueda”. El gobierno de Valcárcel, tal y como ha recordado Marín, “recortó entonces una quinta parte del presupuesto, despidió docentes y sanitarios, bajó sueldos y eliminó ayudas sociales cuando la gente más la necesitaba”, mientras que en esta crisis “gracias al gobierno de coalición, la Región puede presentar en cambio unos presupuestos expansivos”.

Sin embargo, para Unidas Podemos los presupuestos de la Región de Murcia son decepcionantes en su conjunto, ya que consideran que “la mayoría de esos fondos van a acabar de nuevo los bolsillos de la red clientelar de López Miras”, una red con la que “pagan tránsfugas y favores”.

 

 

El análisis por consejerías confirmaría este diagnóstico de la formación. Entrando en detalle, en Sanidad el presupuesto sube en 265 millones de euros, de los cuales “el 85% corresponde a fondos europeos y del gobierno de España”. Sin embargo, a pesar de esta considerable subida en la aportación del Estado, Marín ha vaticinado que “la mayor parte acabarán consumidos por el gigantesco déficit estructural del Servicio Murciano de Salud”, mientras que los miles de sanitarios “que han dado la cara en primera línea serán despedidos y no contaremos con medios suficientes para reducir las listas de espera”. 

En Mujer e Igualdad, más de un 60% de la subida presupuestaria se debe a los fondos enviados por el Ministerio de Derechos Sociales de Ione Belarra y el Ministerio de Igualdad de Irene Montero, así como al fondo Covid. Sin embargo, Marín ha criticado que el Gobierno regional “vuelva a marginar las políticas LGTBI, a las que destina el 0,001 del presupuesto, mientras que la ley en esta materia sigue sin desarrollar y el observatorio aparece por enésima vez como una actuación pendiente de poner en marcha”. 

En Educación, la Región de Murcia también recibe más fondos, pero para Unidas Podemos es un auténtico escándalo que esta subida se refleje en que “López Miras y su consejera tránsfuga de ultraderecha destinen esos fondos a la educación privada subvencionada, que sube un 8,6%, mientras que el resto del presupuesto solo sube un 4,5%”. Con esta priorización de la educación privada frente a la pública, el Gobierno regional demuestra “a las claras” que “esta es la política que se esconde detrás del lazo naranja que lucen los diputados y diputadas partidarios de la privatización de la enseñanza”. 

En materia de medio ambiente, la portavoz de Podemos ha revelado que “se vuelven a presupuestar el 80% de las inversiones que ya estaban presupuestadas en 2020, pero ahora se cargan a cuenta de los fondos europeos y del Estado”. Unas inversiones que para Marín “son además contraproducentes porque intentan dar solución al problema generado por el cemento y la agroindustria con más cemento, más agroindustria y más vertidos al Mar Menor”. 

Por último, la diputada morada ha señalado que el Gobierno de España, y especialmente los Ministerios de Unidas Podemos, «ponen la materia prima de estos presupuestos, pero después de pasar por San Esteban el producto deja mucho que desear».

Para el diputado Rafael Esteban, los presupuestos presentados por López Miras están “llenos de números inservibles, con proyectos insostenibles y donde se reflejan asuntos que lastran el presupuesto al pasado como la desaladora de Escombreras, la autovía del Noroeste o el aeropuerto de Corvera”. Se trata por tanto de unas cuentas que “no sirven para afrontar los retos de la modernización económica” que necesita la Región de Murcia, en las que no hay planes reales para crear empleo, ampliar la protección social o para reforzar las políticas públicas fundamentales”.

Por su parte, José Luis Álvarez Castellanos, coordinador regional de Izquierda Unida, considera que estos Presupuestos “no responden a ninguna de las necesidades de las murcianas y murcianos”. Álvarez Castellanos ha demandado que la Comunidad Autónoma cumpla con los ayuntamientos, ya que “a los municipios no llega ni la mitad de dinero que podría llegar y han desaparecido partidas muy necesarias en el día a día de gastos locales». «Tenemos una CA que no solo no financia a las haciendas locales, sino que roba dinero a los municipios » ha asegurado el coordinador regional de Izquierda Unida.