Educación especial

María Marín exige a López Miras que deje de mentir a las familias y aclare que los centros de Educación Especial no cierran

La portavoz de Podemos desmonta los bulos sobre la LOMLOE y asegura que es la enseñanza pública, su alumnado y sus docentes quienes son atacados y discriminados por el Gobierno regional. Mientras tanto el presidente autonómico defiende los privilegios de la concertada.

El Partido Popular ha presentado esta mañana en la Asamblea Regional una moción en la que solicitaban la “vuelta al pacto constitucional educativo”, en un nuevo ejercicio de desgaste al Gobierno de España a costa de la LOMLOE.

Sin embargo, la portavoz de Podemos en la cámara autonómica, María Marín, ha recordado que esta ley ha contado con el apoyo de seis grupos políticos diferentes y tras consultas y aportaciones de la comunidad educativa.

Mientras que la ley a la que sustituye, la LOMCE (más conocida como Ley Wert) fue aprobada con el único voto favorable del Partido Popular, y puso en pie a toda la comunidad educativa, que se aglutinó en la Marea Verde para defender la educación pública.

Marín ha agradecido la “incansable lucha en las calles y en los centros” de miles de padres, madres, docentes y asociaciones del alumnado, que “han logrado tumbar una ley injusta, que propiciaba el desmantelamiento de la red pública de enseñanza, mientras potenciaba el negocio de unos pocos”.

La diputada ha reprochado a los diputados de la derecha, a quienes nunca vimos con una camiseta verde, ni con ningún otro gesto en defensa de la Educación Pública, que luzcan orgullosos lazos en defensa de los centros privados con conciertos y que utilicen eufemismos, bulos y mentiras para defender sus privilegios a costa de lo que sea y como sea.

Marín ha acusado a López Miras de haberse lanzado a una campaña de bulos, intoxicación, desinformación y mentiras, llegando a límites que les deberían hacer reflexionar, como engañar a las familias con niños en centros de educación especial, asegurando que con la nueva ley estos centros van a cerrar.

La portavoz de Podemos ha exigido al presidente autonómico que deje de jugar con asuntos tan serios, tratando de provocar un miedo que es completamente  infundado.

La diputada ha insistido una vez más en que los centros de educación especial no se cerrarán, sino que se dotará a los centros ordinarios de recursos para que las familias puedan elegir un modelo u otro en función de las necesidades de su hijo o hija, lo que supone un paso definitivo en la educación en inclusión, tal y como reclaman las asociaciones desde hace años.

En cuanto al argumento del Partido Popular de que la nueva ley acaba con la posibilidad de elección de centro, Marín ha pedido a López Miras que “señale en qué párrafo de la ley se dice eso, porque la realidad es que no aparece”.

La diputada de Podemos ha explicado que lo único que elimina la ley es la referencia a la demanda social, un eufemismo que les ha permitido seguir financiando a espuertas con dinero público la proliferación de conciertos, mientras se abandonaba por completo a su suerte la red pública.

Como ejemplo, la diputada ha señalado que en la Región de Murcia “se han ampliado los conciertos hasta las etapas no obligatorias, mientras los centros de la red pública veían cómo se cerraban líneas”.

Además, Marín ha puesto sobre la mesa datos que indican que “en los últimos treinta años el porcentaje de alumnos matriculados en centros públicos ha descendido del 76,4% a menos del 70%”.

En el año 2002 el porcentaje del gasto en educación concertada era de un 10,4%, hoy ese porcentaje alcanza el 20%. Esto supone que entre los años 2005 y 2017 el gasto para financiar centros privados vía conciertos de este Gobierno regional subió de 106 millones de euros a 211 millones.

Ante estos datos, Marín ha considerado demostrado que si hay una discriminación en España, especialmente en la Región de Murcia, es la discriminación de la enseñanza pública, de su alumnado y de sus docentes.

Respecto a la polémica relativa al uso del castellano como lengua vehicular, la diputada de Podemos ha destacado que la LOMLOE “garantiza la enseñanza en castellano en su disposición adicional trigésima octava” y ha ironizado acerca de que “el artículo 3.1 de la Constitución Española, que establece que el castellano es la lengua oficial del Estado, sigue en su sitio”.

Marín ha reprochado al Partido Popular que mienta cuando asegura que el castellano desaparece de la educación, cuando lo que se elimina únicamente es el concepto “lengua vehicular”, un “invento que no se introdujo hasta que al ministro Wert se le ocurrió en 2012 españolizar a los niños catalanes”.

Marín ha exigido a López Miras que deje de mirar tanto a Cataluña y se preocupe un poco más de lo que ocurre en la educación de la Región de Murcia, donde somos líderes en abandono escolar, y cuya mejora sí está en sus manos.

Por último, la portavoz de Podemos ha desmentido la afirmación del Partido Popular sobre el avance hacia “niveles muy importantes de conocimientos y competencias que supuso la LOMCE”, cuando la realidad es que en 2018 los estudiantes españoles obtuvieron de media cinco puntos menos en matemáticas que en 2015 y diez puntos menos en asignaturas de Ciencias”.

Marín ha recordado que España se encuentra “varios puntos por debajo de la media de la OCDE” y que la Región de Murcia, a su vez, está por debajo de la media española”, algo que se explica mediante el “auténtico ensañamiento, la segregación del alumnado y el abandono de la inversión en la red de centros públicos” que supuso la LOMCE.