Valcárcel comparece hoy ante la comisión parlamentaria - Podemos Región de Murcia

Valcárcel comparece hoy ante la comisión parlamentaria

El modo en que Valcárcel comparece hoy ante la comisión parlamentaria demuestra que quien sigue mandando en el Partido Popular es él, que quien decide cómo tapar el derroche de Escombreras sigue siendo él, de ahí el cambio de actitud del grupo parlamentario del PP

Nuestro portavoz en la Asamblea y Secretario General, Óscar Urralburu, ha señalado que el PP está representando su propia “auto inculpación” acerca de quienes defendían en solitario el secreto de las comparecencias en las comisiones de investigación y responde a una “esquizofrenia política que agacha la cabeza ante Valcárcel”.

Óscar Urralburu ve “incongruente” la posición que ha mantenido hasta ahora el Partido Popular, que se ha “agarrado” al reglamento para no “bajarse de la burra” y comprender que la sociedad, los medios de comunicación y el resto de grupos parlamentarios “estábamos pidiendo transparencia y claridad a un partido que se ha escondido en la opacidad durante estos 20 años”.

Así que una vez más, “asistimos a la comprobación de que el Partido Popular es el primer y único obstáculo para hacer de la Asamblea Regional una institución más abierta y más democrática”.

La maraña jurídico-financiera que ha hecho que ya hayamos pagado más de 150 millones de euros por la desaladora y que nos queden otros 450 millones hasta 2034 es una barbaridad y más cuando la intervención de la Comunidad Autónoma ha dicho que hay que liquidar la sociedad porque es insostenible en términos económicos. Además el diputado Urbina visitó la desaladora y constató que “funciona aunque no a plena capacidad, que es una muy buena instalación, que puede generar agua a un precio asequible para los agricultores, pero que, en este caso, el precio está lastrado por un problema financiero inadmisible”.

Desde PODEMOS vemos, como principal inconveniente, que los altos costes que ha generado esa maraña jurídico financiera podría acabar repercutiendo en el agua, imposibilitando obtenerla a un precio asequible, a pesar de la tecnología punta con la que fue construida. Cuando Escombreras podría convertirse en un recurso que solucione, en parte, el problema del agua en la Región”.

Por otro lado, acerca de la rentabilidad de la planta, el diputado Antonio Urbina ha dicho que no es “lógico” que la de Escombreras sea la desaladora más pequeña de las cuatro que hay en la Región y haya sido la “que más ha costado por metro cúbico de agua, concretamente se ha pagado el doble por cada metro cúbico y encima no funciona ni al 20% de su capacidad”.

Una de las claves de la historia “negra” de Escombreras, es según el diputado de Podemos, los 570 millones de euros que reclamó el grupo Cobra a la Comunidad Autónoma por lucro cesante ya que “la desaladora viene perdiendo 13 millones de euros por año y costó un total de 117 millones de euros. Las cuentas no cuadran se miren por dónde se miren”.

Además, otra de las cuestiones que se tienen que aclarar es “por qué la Comunidad se dio tanta prisa en negociar el lucro cesante, reclamado por el grupo Cobra, de 570 millones de euros a cambio de quedarse con la instalación hasta 2034”. Cifra a la que hay que sumar los 13 millones de euros anuales de pérdidas que está pagando el gobierno de la Región más los costes de mantenimiento y explotación. Es inexplicable que aceptase las condiciones de las constructoras, éste es el origen de la gran deuda de la Comunidad Autónoma.