Urralburu: “En Podemos tenemos un proyecto de país para abordar el reto del agua”

El secretario general de Podemos Región de Murcia ha participado en Valencia en un acto organizado por el partido y en el que han participado los secretarios generales de Castilla la Mancha, Aragón, Valencia, Baleares y La Rioja. En el encuentro, llamado ‘Declaración de Valencia’ se han tratado diversas medidas a abordar desde los diferentes territorios para hacer frente al cambio climático y apoyar el acuerdo social por el agua en defensa de los ríos y por el agua pública impulsado por la sociedad civil.

Óscar Urralburu ha señalado que, a diferencia de otros partidos, en Podemos tenemos las misma posición y compromiso de acuerdo para solucionar la falta de agua en todos los territorios que se ven afectados. Según el secretario general de Podemos en la Región de Murcia, “lo que no podemos obviar es que el cambio climático va a alterar las normas que regían hasta ahora la distribución del agua”. Y una de las primeras medidas a tomar, ha resaltado el secretario general de Podemos es “acabar con la piratería del agua. Terminar de forma contundente con los pozos y regadíos ilegales cuya expansión gracias a que el PP lleva 25 años haciendo la vista gorda, pone en riesgo los derechos de usuarios y regantes legales y responsables”.

Por eso, ha dicho Urralburu, “ya no valen las viejas medidas ni los eslóganes fáciles para abordar un asunto que afecta cada vez a más territorios. Es un hecho que en muchas regiones cada vez llueve menos y el cambio climático afectan de manera directa a la disponibilidad de recursos propios y por eso es fundamental la solidaridad y transparente entre comunidades autónomas. Para que todos y todas sepamos sacar adelante las economías locales con los recursos que necesitamos, unir la sostenibilidad a la industria agroalimentaria”.

El secretario general de Podemos en la Región ha subrayado que la formación morada “no quiere eliminar el trasvase Tajo – Segura. Lo que decimos, y lo volvemos a repetir alto y claro, es que cada vez hay menos agua en la cabecera del Tajo. Por tanto, cada año nos va a ser más difícil obtener recursos  de ahí. Así que en vez de perder el tiempo en estériles eslóganes tenemos claro que lo importante es ponerse a trabajar en alternativas viables y que beneficien a ambos territorios. No es que Podemos se niegue en Castilla la Mancha a darnos agua, sino porque de donde no hay, no se puede sacar”.

De ahí que la diputada regional, María Giménez, haya incidido en que la desalación debe ser “una cuestión prioritaria en la inversión regional, así como la regeneración y la reutilización de retornos, en territorios costeros, usando energía solar y eólica para ser autosuficientes en territorios vulnerables como el nuestro”.

Por ello, Giménez ha querido subrayar que desde Podemos “apostamos por gestionar el agua de manera sostenible y solidaria conforme a criterios científicos, por encima de intereses partidistas, desterrando el enfrentamiento territorial y promoviendo el diálogo como único camino para promover el interés general desde una relación fraternal entre regiones”.