Reivindicaciones de descentralización

Podemos garantiza que no se cerrará la reforma del Estatuto sin atender las “legítimas reivindicaciones regionales de descentralización”. El portavoz en la Asamblea Regional, Óscar Urralburu, se ha reunido con la Plataforma `2es+´, plataforma defensora de la biprovincialidad, a quienes ha asegurado que el Grupo Parlamentario Podemos trabajará para que el nuevo Estatuto de Autonomía recoja la cuestión de la imbricación territorial de Cartagena dentro de la Región de Murcia.

Urralburu ha señalado que las reivindicaciones presentadas por la plataforma son “legítimas” en cuanto al “enorme déficit” que hay en el actual estatuto sobre comarcalización y descentralización administrativa de la Región de Murcia.

“La singularidad cartagenera es una cuestión que enriquece la cultura y pluralidad regional. Unos valores que respetamos y reivindicamos como propios. Cartagena tiene una identidad histórica de la que sentirse orgulloso y defender la descentralización como hacen algunos sectores que han visto un agravio comparativo respecto al resto de territorios es una posición legítima” ha dicho Óscar Urralburu.

Si bien, el portavoz parlamentario de Podemos ha afirmado que “existen dudas acerca de si el despliegue de una nueva estructura administrativa, como sería la segunda provincia, es la solución para esta reivindicación”.

Urralburu ha subrayado que Podemos considera que la provincia es una institución “anticuada, más propia de una representación del poder de Madrid en el territorio que una institución descentralizadora. Dentro de una profunda reformulación de las distintas administraciones públicas, y en particular de la configuración de las provincias en este país, Podemos hay que pensar en evitar la duplicidad administrativa. Las diputaciones provinciales no son representativas ni democráticas, serían un escalón más entre los ciudadanos e instituciones. El debate debería ser acercar las instituciones a la gente y para eso existen soluciones como la comarcalización, entes que sí dispondrían de presupuesto y atribuciones reales en la prestación de servicios públicos”.