Recuperación democrática de juntas vecinales y pedanías - Podemos Región de Murcia
juntas vecinales y pedanías

Recuperación democrática de juntas vecinales y pedanías

Aire puro, aire de cambio está llegando a las alcaldías de barrio.

 

La unidad popular está recuperando para la democracia también las juntas vecinales y pedanías, PODEMOS participa de esta entrada de aire fresco municipal y lo celebra, sintiendo que es otro paso más del cambio para el que nacimos.

Desbancar del gobierno municipal o del gobierno de nuestros barrios a quienes, durante décadas, han gobernado desde la corrupción o el amiguismo contra la sociedad civil a la que tenían que administrar y cuidar, no solo tiene nuestro apoyo y nuestra oferta de trabajo conjunto, sino que, cuenta ya, de hecho, con el trabajo de nuestra gente.

La gente PODEMOS, parte muy activa de esa mayoría social ninguneada y a su vez parte muy activa de esas candidaturas de unidad popular que, desde las instituciones municipales, iniciaron el sueño de recuperar los cielos para el pueblo.

Cuando, con todos nuestros esfuerzos por constituirnos como partido, decidimos que aún no contábamos con estructura sólida para presentarnos en el complicado entramado local a los gobiernos municipales; decidimos, también, que nuestro espíritu y nuestra gente no podía dejar de participar en el trabajo y en la ilusión por recuperar para el pueblo el gobierno de nuestras ciudades y pueblos. Muchas candidaturas de unidad popular surgieron y se fortalecieron de ese trabajo, espíritu e ilusión PODEMOS, alcanzando el gobierno en las principales ciudades del país, o constituyendo grupos municipales con capacidad para asegurar la recuperación de la democracia para nuestros municipios.

Fruto de esa ilusión, de ese aire de cambio de las candidaturas populares, en municipios como Murcia, donde la gente Podemos está totalmente volcada en el apoyo a Ahora Murcia, estamos recuperando para la democracia muchas de las juntas de distrito, alcaldías de barrio y pedanías, acabando con el absolutismo hegemónico y antidemocrático de más de veinte años de gobierno del Partido Popular.