María Marín: “El gobierno de López Miras considera un estorbo las garantías más básicas para la protección del medio ambiente»

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional denuncia que el ejecutivo autonómico está utilizando la pandemia para impulsar medidas “tan dispares como perdonar impuestos al sector de las tragaperras, cargar a los ayuntamientos con el trabajo urbanístico que no quiere hacer su administración o, ahora, atacar la legislación de protección del medio ambiente”

La Asamblea Regional ha aprobado esta mañana, con los votos en contra de Podemos, la modificación de la Ley Regional de Protección Ambiental. Este cambio legislativo constituye, según ha denunciado la portavoz de Podemos en la cámara autonómica, María Marín, “un golpe a la legalidad vigente y al patrimonio natural de todos los murcianos y murcianas. Es un ataque a nuestro medio ambiente”. Marín ha reiterado que “la mitigación del impacto del covid-19 no tiene nada que ver con la ley que se está modificando”, sino que se está utilizando “esta terrible pandemia como excusa” para cambiar el marco urbanístico y medioambiental, buscando favorecer un desarrollo “apegado al modelo del pelotazo urbanístico de principios de siglo”. La portavoz de Podemos ha asegurado que desde el Gobierno Regional continúan actuando “como si nunca hubiéramos tenido una burbuja inmobiliaria en España que nos llevó a la mayor crisis de nuestra historia,  como si la falta de controles ambientales no hubiera tenido ningún impacto en la Región o como si nunca hubiéramos tenido una marea verde en el Mar Menor, un caso Portmán o hasta cinco alertas por contaminación atmosférica solo en los últimos meses”. Con esta nueva modificación, el gobierno de López Miras “demuestra que considera un estorbo las garantías más básicas para la protección medioambiental de nuestra tierra”.

Marín ha señalado que desde el inicio de la pandemia, el ejecutivo autonómico ha utilizado la crisis del covid-19 como “señuelo para medidas tan dispares como perdonar impuestos al sector de las tragaperras, cargar a los ayuntamientos con el trabajo urbanístico que no quiere hacer su administración o, ahora, atacar la legislación de protección ambiental”. Medidas que no tienen ninguna relación con el coronavirus ni con su impacto económico, sino que constituyen “el programa del PP de toda la vida, desde Valcárcel a López Miras”. Un programa que, según la diputada de Podemos, “tiene a la Región de Murcia hundida en la cola de todos los índices de desarrollo y bienestar”. De hecho, Marín ha asegurado que el Partido Popular ya ha intentado introducir en otras ocasiones estas modificaciones en las leyes ambientales para crear el marco perfecto para los pelotazos y los chanchullos, y ha apuntado a la creación de la Agencia Regional del Clima y Medio Ambiente (ARCA), “anunciada a bombo y platillo en 2017” y que según concluyeron los propios letrados de la Asamblea Regional “no tenía ninguna naturaleza jurídica definida”. La portavoz de Podemos ha criticado que desde Ciudadanos han pasado de considerar este tipo de actuaciones como “chiringuitos para colocar amiguetes”, tal y como aseguró en la pasada legislatura el entonces portavoz Miguel Sánchez, a “avalar toda la estrategia de opacidad del Partido Popular”.

Marín ha recordado que desde Podemos también llevaron hasta el Tribunal Constitucional la Ley de Aceleración de la Transformación del Modelo Económico Regional, logrando que se reconociese que la modificación que el Partido Popular planteó “contradecía la normativa básica y el orden constitucional de distribución de competencias”, y dejaba claro que no se puede “eximir de la evaluación ambiental a ningún proyecto urbanístico”. Sin embargo, a pesar de los dos varapalos sufridos en los dos primeros intentos, hoy el Gobierno Regional ha vuelto a modificar las normas para tratar de que determinados proyectos puedan llevarse a cabo antes incluso de presentar esta evaluación ambiental, en perjuicio de nuestro medio ambiente. Este es uno de los motivos por los que Podemos ha anunciado que “en lugar de presentar enmiendas a una ley que no tiene por dónde cogerse”, recurrirán de nuevo al Tribunal Constitucional para  evitar que el Gobierno Regional “cree el marco perfecto para otra ronda de corrupción, pelotazos y destrucción del patrimonio común de todos los murcianos y murcianas. El único final digno para esta ley es el basurero de la historia política de la RM en el que ya están el ARCA y la Ley de Aceleración”.

La portavoz de Podemos ha lamentado que el Gobierno Regional esté aprovechando la pandemia para impulsar una serie de cambios que la opinión pública no toleraría en otro momento, aprovechando el shock causado por la situación actual, en lugar de tomar las medidas necesarias para enfrentarse a las consecuencias sanitarias, sociales y económicas. Marín ha apuntado que la Región de Murcia está a la cola en número de rastreadores, ya que contamos con cinco veces menos en proporción que la Comunidad Valenciana”, en atención primaria, donde “en lugar de reforzar nuestra red de atención, seguimos con 72 consultorios cerrados” o  “en número de test PCR realizados”, y ha denunciado que “mientras en otras regiones se instalan carpas para agilizar los test cuando surge algún nuevo brote, como ha hecho el Gobierno Vasco en Ordizia, aquí los vecinos de Lorca o los clientes de la zona de ocio de Atalayas están abandonados a su suerte”. Para la diputada, la gestión de López Miras ha dado como resultado una Región en la que no hay “ni test, ni rastreadores, ni consultorios, ni más personal sanitario, ni vigilancia en las playas”, pero en la que sin embargo se aprueban leyes para favorecer “más ladrillo, más emisiones y más vertidos”. “Estamos salvados si dependemos de su gestión para hacer frente a esta pandemia”, ha concluido Marín.