María Marín: “con las medidas de la Consejería, la vuelta al cole ni es segura ni garantiza el derecho constitucional a la educación”

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional denuncia la discriminación a la educación pública en el reparto de los docentes de refuerzo (0,8 profesores por centro) frente a la privada concertada (2,47 por centro) y asegura que las medidas de conciliación planteadas por el Gobierno Regional son “subvenciones para familias acomodadas, mientras ignoran la realidad de las familias humildes”

La sesión plenaria de esta mañana en la Asamblea Regional ha contado con la comparecencia de la consejera de Educación, Esperanza Moreno, para explicar las medidas adoptadas para el inicio del curso escolar. La portavoz de Podemos en la cámara autonómica, María Marín, ha calificado como “una ocurrencia, un disparate y una chapuza” el plan desarrollado por el Gobierno Regional, “marcado por un plan ideológico que ataca la educación pública aprovechando la pandemia”. Como ejemplo de esta agresión al sistema público, la diputada ha señalado la distribución de los 800 docentes de refuerzo contratados, “un número que ya de por sí es insuficiente”. Este reparto de profesores destinará a 500 profesionales a los 600 centros públicos (0,8 por centro), frente a los 300 derivados a los centros privados concertados (2,45 por centro). Marín ha denunciado que este reparto supone  “una especie de apartheid basado en criterios ideológicos” y ha anunciado que de llegar a hacerse realidad, Unidas Podemos lo recurrirá ante el Ministerio de Educación, vaticinando además que las medidas conllevarán “el rechazo frontal de toda la comunidad educativa”. La portavoz de Podemos ha recordado que el Gobierno de España ha destinado 73 millones a la Región de Murcia para reforzar el sistema educativo, un fondo que desde Unidas Podemos estamos exigen sea finalista y se tenga que dedicar obligatoriamente al refuerzo de las plantillas”.

Marín ha criticado que en lugar de contratar más profesorado, “su magnífica idea, la que ha debido estar meses ideando, consiste en despedir al alumnado, mandando a los niños y niñas a casa un día a la semana”, algo que “no tiene parangón en ninguna comunidad autónoma” y que “deja en manos de las familias el problema”. Ante esta situación, la diputada ha asegurado que “la vuelta al cole que en estas condiciones ni es segura ni garantiza el derecho constitucional a la educación”. Sin embargo, “esta medida absurda ni siquiera cuenta con un plan serio que garantice la conciliación familiar necesaria para llevarla a cabo”, ya que las ayudas aprobadas por el gobierno regional alcanzan 500€ anuales para contratar a una persona a jornada completa. Esta cantidad no cubre las necesidades de las familias más humildes, sino que son “subvenciones para familias acomodadas, mientras ignoran la realidad del resto”, tal y como denuncian las AMPAS de la Región de Murcia.

La portavoz de Podemos ha recordado que “la escuela tiene una función clave como institución socializadora e integradora, que no puede llevar a cabo en un contexto de docencia virtual”, por lo que ha exigido a la consejería que “no caiga en la tentación del camino más fácil” que defienden “las voces de una minoría de privilegiados que sí pueden permitirse una educación a distancia para sus hijos e hijas”. Marín ha puesto en valor las reivindicaciones de los docentes, quienes “saben bien que la vuelta a las aulas es indispensable para evitar desfases curriculares que ya se produjeron en el curso pasado y no pueden ni deben agravarse más”. La diputada de Podemos ha considerado que “como sociedad sería un terrible fracaso que hayamos podido poner en marcha otros sectores, e incluso las plazas de toros, tan necesarias e imprescindibles para el bien común, y no pongamos los medios necesarios para que las escuelas vuelvan a arrancar como en el resto de Europa”.

Además de la ampliación de la plantilla, Marín ha recordado a Esperanza Moreno que la consejería “es la responsable de aumentar las plazas y frecuencias para que pueda garantizarse la seguridad en el transporte escolar”, de “aumentar también el personal de limpieza y de los comedores escolares”, y de “garantizar la presencia de un responsable o coordinador covid-19, que no debe ser un maestro, sino un profesional con la formación sanitaria debida, encargado de cuidar y tomar las medidas de prevención necesarias con aquellos alumnos y alumnas que pueden manifestar síntomas y de dar aviso a las familias y las autoridades sanitarias”. En cuanto a las medidas propuestas a nivel laboral Marín ha mostrado el apoyo de Podemos a las reivindicaciones de los sindicatos y asociaciones de docentes, e irónicamente ha agradecido al Gobierno Regional haber conseguido “que más de 4.500 profesores y profesoras se agrupen en docentes unidos, reivindicando las mismas posturas”.

Por último, la portavoz de Podemos ha pedido la dimisión de la consejera de Educación, ya que “los retos tan enormes” que tiene por delante la educación pública “no los puede afrontar una consejera que se ha ganado a pulso el rechazo de familias, sindicatos y docentes”.