Las corridas de toros no son cultura son tortura y juntas #PodemosPararLaTorturaAnimal

  • Nuestro planteamiento es claro: la tortura de animales debe acabar y las corridas de toros deben llegar a su fin.
  • Avanzamos hacia una sociedad más justa y respetuosa con los animales, y la legislación debe estar a la altura de los valores de la gente de hoy.

La UNESCO se posiciona en 1980 sobre la tauromaquia, esta organización se pronunció sobre las corridas de toros diciendo que la tauromaquia es el arte banal de torturar y matar animales delante de público. Algo que traumatiza a niños y adultos, que empeora el estado de los neurópatas que vean el espectáculo y desnaturaliza nuestra relación con el animal.

No podemos justificarnos en la tradición para mantener este espectáculo cruel y sangriento. La ablación de clítoris, los apaleamientos por adulterio o las luchas de gladiadores también son o han sido en algún momento tradición en algunas zonas del mundo, pero no por eso dejamos de denunciar lo cruel que tienen estas prácticas. Las tradiciones están ahí y nos conectan con el pasado, pero la evolución existe y también debemos mirar al pasado de forma crítica, mantener las cosas buenas y eliminar aspectos negativos como el maltrato animal.

 Los toros son animales con sistema nervioso central y una red nerviosa y neuronal, con receptores del dolor, sufren y mucho, como sufriríamos nosotros y como sufren los caballos en las corridas, a pesar de las protecciones.

En las corridas de toros se tortura y mata a un animal, y por ese simple hecho deberían ser prohibidas  Hoy 4 de octubre, en el #DíaMundialdelosAnimales, nos posicionamos de forma clara y  contundente en contra del maltrato animal y a favor de la prohibición de tauromaquia y de los espectáculos de especial crueldad con animales como las becerradas.

 #PodemosPararLaTorturaAnimal.