transporte público

En 26 años, el Partido Popular sólo ha traído caos, desmembración territorial y radialidad al transporte público regional

Podemos denuncia que el Plan Director de Transporte “no asume la creación de una entidad de transporte público que asuma líneas deficitarias y las combine con rentables” y no da respuesta a las necesidades conexión entre pedanías y poblaciones del área metropolitana

Esta mañana, el consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, ha comparecido en la Asamblea Regional para dar cuenta del nuevo Plan Director de Transportes de la Región de Murcia.

 

Para el diputado de Podemos en la cámara autonómica, Rafael Esteban, la Región de Murcia necesita “un Plan de Transporte diferente, que contemple la existencia de transporte público y establezca una política de movilidad digna de tal nombre”. Esteban ha acusado al Partido Popular de haber traído “sólo caos, obsolescencia, desmembración territorial y radialidad” al transporte público en sus 26 años de gobierno. El diputado ha asegurado que el documento presentado por el consejero “se apoya en principios muy generales, sin concretar un sistema de movilidad efectiva para la vertebración del transporte público en los núcleos rurales dispersos y pedanías”. 

Desde Podemos ya realizaron en octubre de 2020 alegaciones al Plan Director de Transporte que recogían las principales demandas de los usuarios y usuarias. Sin embargo, Díez de Revenga no ha recogido ninguna de estas propuestas, sino que descartó introducir modificaciones al texto que dotasen a la Región de Murcia de un plan que contemple “una movilidad integral, capaz de vertebrarse el territorio y acabar con el aislamiento de los municipios más pequeños o alejados de grandes núcleos de población”. 

Además, ha reivindicado la creación de una Entidad Pública de Transporte que asuma las líneas deficitarias y las combine con las rentables, en lugar del régimen concesional –en este momento hay 35 concesiones para 161 líneas– que, en su opinión, “no resulta eficiente desde el punto de vista social”.

Esteban ha detallado que esa entidad pública “podría dotar de microbuses a todo el tejido de pequeñas poblaciones y núcleos aislados, fijando así la población al territorio y conectando las poblaciones y pedanías metropolitanas”, al tiempo que ha invitado al Consejero a “tratar de ir en transporte público de Beniaján a Cabezo de Torres o de Alumbres al Algar”. 

Por otra parte, Esteban ha señalado que el Plan Director de Transporte “pasa de puntillas sobre cuestiones nucleares relativas a la intermodalidad o la operabilidad, sometiendo cualquier promoción de movilidad a la existencia de demanda”, lo que lleva a la conclusión de que “sólo debe existir transporte público donde sea rentable económicamente a corto plazo”.

Una estrategia que para el diputado “parte de un error de planteamiento”, ya que, en primer lugar, el criterio de rentabilidad social debe estar por encima de la económica en algo que es un derecho y un servicio público”. En cuanto a los ejes de oferta y demanda, Esteban ha considerado que “el transporte público se oferta, y de su existencia en sí, es de la que surge la demanda”, es decir, que “si los ciudadanos y ciudadanas tienen la seguridad de que existe un transporte público, podrán organizar su movilidad contando con ello”.

“Si no hay oferta de línea al aeropuerto en autobús, que no la hay, es imposible que haya demanda para ir hasta allí, porque nadie va a organizar su viaje contando con una posibilidad de transporte inexistente”, ha concluido Esteban.