Unanimidad para que el gobierno estatal elimine el carácter rogado del voto de los españoles residentes fuera del país. - Podemos Región de Murcia

Unanimidad para que el gobierno estatal elimine el carácter rogado del voto de los españoles residentes fuera del país.

Nuestro diputado regional, Andrés Pedreño, ha señalado que las condiciones materiales para que se dé el voto son tan importantes “como el propio reconocimiento del derecho”. Por ello, nuestra iniciativa defendida esta mañana en Pleno insta a que “algo tan esencial como el libre ejercicio del derecho al voto no se convierta en un imposible para la mayoría de los residentes en el extranjero”.

Pedreño ha recordado que fue el Gobierno Socialista de 2011, quien con el apoyo del PP y CIU, reformó la Ley Electoral y puso en marcha este “perverso mecanismo del voto rogado, que impuso interminables trámites para rogar su voto en los consulados”.

AP Voto Rogado

Tuit de Andrés Pedreño tras aprobarse nuestra moción en Pleno. Cartagena 19 de mayo, 2016.

Si bien, según Andrés Pedreño, incluso quiénes consiguieron rogar su voto se encontraron con que “no les llegaron las papeletas. A esto se añade que miles de personas no pudieron inscribirse a tiempo por ausencia de información institucional. Otros se encontraron con que debían financiarse el envío de sus papeletas, entre 5 y 25 euros, cuando la ley establece el derecho al reembolso. Así se les expulsó también de la ciudadanía política tras haber sido expulsados previamente de la vida económica”.

En el caso de la Región de Murcia, nuestro parlamentario ha señalado que de los 27.934 potenciales votantes murcianos residentes fuera de España, solamente solicitaron su voto oficialmente 2.226 murcianos. “Pero la realidad fue incluso menor. De los 2.226 solicitantes finalmente ejercieron su derecho al voto 1.664. Tan sólo votó un 5,9%” ha explicado Andrés Pedreño, que ha culpado de estos datos “a los surrealistas y farragosos trámites que tuvieron que llevar a cabo”.

Además Pedreño ha reconocido el “inmenso trabajo” de la Marea Granate (por el color del pasaporte), protagonizada por “los que fueron forzados a la emigración y al exilio económico. Se saben expulsados y por eso nos recuerdan que su objetivo es luchar contra las causas y quienes han provocado la crisis económica y social que nos obliga a emigrar”.

Finalmente, la moción aprobada también plantea que se escuche a los murcianos y murcianas que se tuvieron que marchar. “Que el gobierno autonómico promueva una iniciativa para estudiar, conocer y escuchar los problemas de los murcianos y murcianas asentados en el exterior a la hora del ejercicio de su derecho al voto: dificultades, trabas administrativas, etc. Y que esto sea la base para un trabajo de seguimiento en el Consejo Asesor Regional de las Comunidades Murcianas asentadas fuera de la Región” ha concluido Andrés Pedreño.