Vertedero Abanilla - Podemos Región de Murcia

Vertedero Abanilla

Atentado medioambiental en el vertedero de Abanilla y se teme que será la Consejería de Martínez Cachá la que acabe “pagando los platos rotos”

 

Nuestros diputados María Giménez y Andrés Pedreño han visitado este vertedero junto a la Asociación Vertivega. Han comprobado como la situación en la localidad es “degradante para los vecinos, que tienen que soportar olores nauseabundos y respirar gas metano”. El próximo jueves, en el Pleno de la Asamblea, María Giménez le pedirá a la Consejera de Medio Ambiente, Adela Martínez-Cachá, que aclare cuál es la situación actual del vertedero de Abanilla.

Este vertedero del que, tal y como ha explicado Giménez “nadie se quiere hacer cargo porque es un cúmulo de despropósitos” y que deja a los vecinos en “una situación muy peligrosa, desde el punto de vista medioambiental pero también de salud”. Tememos que la Consejería vaya a tener que asumir los casi 4 millones de euros que supondrá la restauración medioambiental del vertedero, y que “al igual que ha pasado con Corvera o con Escombreras, todos tengamos que pagar los errores del gobierno del Partido Popular a la hora de darle la gestión de lo público a empresas privadas”, afirma Giménez.

Desde Podemos RM esperamos que la Consejería exija responsabilidad civil a la empresa Proambiente, que ha estado gestionando el vertedero estos años y la restauración ambiental de los terrenos. Nuestra diputada, reconocida activista en defensa del medio ambiente, también le preguntará a Cachá por el informe de impacto medioambiental del vertedero, informe que desde la Asociación VERTIVEGA dicen “no haber visto nunca porque la Consejería no se lo quiere facilitar” y al que nuestra diputada  atribuye un “papel clave” en el proceso de construcción del vertedero, debido a que la zona en la que se desarrolló es una zona LIC (Lugares de Importancia Comunitaria), zonas de Europa designadas de interés comunitario por su potencial contribución a restaurar el hábitat natural.

Por otra parte, Giménez ha subrayada que “no podemos pasar por alto que la Comisión Europea denunció en el 2008 la ilegalidad del vertedero de Abanilla y pidió al Gobierno Español su cierre o reestructuración. Ya en septiembre de 2014, la Comisión exigió el cierre y regeneración del vertedero a Proambiente. Fue en ese momento, bajo la presión de Bruselas y no de la Consejería que se decidió paralizar la recepción de residuos y se puso en marcha un proyecto de regeneración con un coste de casi 4 millones de euros que a día de hoy sigue pendiente, y que mucho nos tememos que finalmente será asumido por todos los murcianos”.

Clip de Audio María Giménez: Vertedero de Abanilla