Urralburu: “No son las kellys de López Miras”

Óscar Urralburu ha recordado que la Asamblea Regional aprobó una moción presentada por Podemos, donde se reclamaba al Gobierno Regional que se recuperasen los derechos laborales que las trabajadoras del servicio de limpieza de edificios públicos de la CARM perdieron en 2012. El Partido Popular recortó los derechos de estas trabajadoras usando el argumento de la crisis y «a día de hoy, pese a haberse aprobado la recuperación de sus jornadas laborales, convenios colectivos y salarios, la situación para estas mujeres continua siendo la misma» añade el portavoz parlamentario de Podemos.

El Secretario General de Podemos, Óscar Urralburu, y el diputado regional, Andrés Pedreño, han acompañado a las trabajadoras del servicio de limpieza de la CARM en la concentración que han  llevado a cabo en Murcia, donde han mostrado las dificultades que atraviesan estas profesionales a las que el Gobierno Regional del PP les recortó los salarios con la consecuente pérdida de derechos en 2012 y quienes, a día de hoy, continúan en la misma situación. Para Urralburu, «es urgente tomar medidas para poner fin a esta situación. Estas trabajadoras no son las kellys de López Miras».

Urralburu ha explicado que la situación laboral que viven las trabajadoras del servicio de limpieza de la CARM es intolerable, han perdido salario y cotización. Actualmente están en vías de negociación del convenio colectivo mientras mantienen con su esfuerzo personal un servicio fundamental como es el de la limpieza de los edificios públicos, indispensable para la ciudadanía, y «casi sin poder llegar a fin de mes». Además, ha añadido, «el 98% de la plantilla está formada por mujeres lo que pone de manifiesto una vez más el trato desigual y la situación de vulnerabilidad y brecha salarial que atraviesan las trabajadoras en la Región».

Finalmente, Urralburu ha subrayado que mientras López Miras baja los impuestos a quiénes más tienen, recorta salarios y precariza a los trabajadores y trabajadoras de la Región, en este caso a trabajadoras de la limpieza de la CARM cuya función es indispensable para el funcionamiento de los servicios públicos».