Ley de Residencias

Sindicatos y colectivos arropan a Podemos en su defensa de la Ley de Residencias: “Otro sistema de cuidados es posible”

La portavoz morada, María Marín, defendía la iniciativa que el próximo 8 de junio se debatirá en la Asamblea a las puertas de Caser Residencial, el primer centro afectado por la pandemia en marzo de 2020

El próximo miércoles, 8 de junio, la Asamblea Regional de Murcia debatirá la proposición de Ley de Residencias registrada por Podemos. A pocos días del pleno que decidirá si se admite a trámite una legislación que aumentará la ratio de personal por usuario en centros de mayores, garantizará la presencia constante de personal médico y de enfermería o promoverá la construcción de nuevas residencias, la portavoz morada, María Marín, volvió a defender este proyecto arropada por diversos colectivos y sindicatos que apoyan la iniciativa.

 

“Estamos convencidas de que otro sistema de cuidados es posible”, auguraba la diputada esta mañana a las puertas de Caser Residencial, el primer centro afectado por la pandemia en marzo de 2020. Junto a ella se encontraban Encarna Sánchez, representante de Marea de Residencias; portavoces del colectivo Yayoflautas; Mari Ángeles Nicolás, del Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE); y los sindicalistas Sindo Vitos (CCOO) y Juan Guirao (UGT).

En declaraciones a los medios de comunicación en este lugar icónico, en el que al menos 34 personas fallecieron durante la primera ola, Marín ha recordado que desde entonces “hemos visto saltar por los aires las costuras de los centros residenciales”, evidenciándose “todas esas deficiencias que ya sabíamos que existían”. La diputada ha vuelto a plantear la necesidad de «apostar» por un modelo “basado en la excelencia, en los cuidados y dotar de las mejores condiciones posibles a los usuarios de centros residenciales”, y con condiciones “dignas y óptimas” para sus trabajadores y trabajadoras, frente al actual que “sólo busca sacar el máximo rendimiento económico” a través de grandes corporaciones empresariales. Lograrlo es la principal finalidad de la Ley de Residencias que próximamente llegará a la Asamblea, y cuya articulación ha contado con las aportaciones de las organizaciones allí presentes, al igual que otras como SATSE, el Colegio Oficial de Trabajo Social o el Colegio Oficial de Psicología, cuyos miembros también se reunieron con representantes morados en la última semana. 

La representante de Marea de Residencias, Encarna Sánchez, agradeció el proyecto y abogó por una “actualización” que regule las condiciones “físicas y organizativas” en los centros de mayores para garantizar que el trato a los usuarios se “humanice”. En ese sentido, Marín añadió que la Ley de Residencias de Podemos plantea cuatro ejes esenciales para dar respuesta a esta demanda. Por un lado, “aumentar el número de auxiliares, médicos y enfermeros”, así como crear consejos que cuenten con la participación de los familiares para que así puedan “intervenir en la toma de decisiones”. Asimismo, ampliar la asistencia médica y sanitaria las 24 horas del día o la creación de plazas públicas serán también las claves de esta proposición de ley. “Hace más de diez años que no se crea una residencia pública en la Región de Murcia y faltan más de 8.000 plazas para residentes”, argumentó Marín. Tanto la portavoz de Podemos como sus acompañantes instaron al resto de grupos parlamentarios a dar su apoyo a la Ley de Residencias: “Tarde o temprano todas y todos seremos usuarios de estos centros y merecemos ser atendidos con dignidad”, sentenció la diputada.