Luengo

Si después de dos anoxias y una tercera en camino Luengo no dimite, será el pueblo el que lo ponga en su sitio

La portavoz morada, María Marín, ha denunciado que los vertidos de nitratos y los metales pesados “continúan llegando al Mar Menor” ante la “inacción” del Gobierno regional y acusa al consejero de Medio Ambiente de “no hacer nada” y “echar balones fuera”

El Mar Menor está cada vez más cerca de una nueva anoxia. La alerta ante una nueva ‘sopa verde’ en la laguna volvía a traducirse en señalamientos y réplicas al consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Antonio Luengo, durante su intervención de esta mañana en la Asamblea Regional. La portavoz de Podemos, María Marín, ha exhibido en la tribuna imágenes «apocalípticas del estado actual de la laguna y ha señalado directamente a Luengo y al Gobierno regional presidido por López Miras como “principales culpables” de su deterioro.

 

“Usted no ha venido a decirnos cómo está el Mar Menor porque ya lo sabemos”, aseguraba Marín, advirtiendo que el consejero sólo pretende “echar balones fuera”. “La culpa siempre es de otros: el año pasado era el calor, ahora son las lluvias”, ironizaba.

La diputada ha acusado al responsable de Agricultura y Medio Ambiente de adoptar una postura “victimista y embustera” y “eludir responsabilidades” cuando, según Podemos, sobre él recae “un delito continuado contra el medio ambiente, permitido por su Consejería y del que espero que un día responda ante la Justicia”. En su intervención, Marín ha enumerado hasta “tres puñales que el Mar Menor tiene clavados” y ante los que el gobierno regional no hace nada: los minerales pesados, la presión urbanística y los vertidos de nitratos.

Sobre el primero de estos casos, precisamente este martes la portavoz morada se desplazó al Estrecho de San Ginés y el Llano del Beal de la Sierra Minera para denunciar el “incumplimiento” del Gobierno regional a la orden judicial que pedía frenar los vertidos de metales pesados en la balsa Jenny, “puro veneno que acaba en la laguna”. «Si el juzgado le dio 20 días, usted ha tardado 30 en declarar las obras de emergencia. Y ya veremos lo que tardan en arrancar y culminarlas”, le ha reprochado Marín, advirtiendo que “lo raro es que no aparezcan un día los agentes del Seprona y se lo lleven esposado al acabar el Pleno”. 

 

Pero este no es el único peligro que acecha al Mar Menor. La portavoz volvía a hablar de cómo la “mal llamada” Ley de Protección y Recuperación del Mar Menor establece una moratoria urbanística de la que “se libraban todos los planes aprobados o en trámite” para construir en el entorno de la laguna. “Hecha la ley, hecha la trampa”, evidenciaba, poniendo la previsión de construir 416 viviendas en “los pocos metros que quedan sin urbanizar” en La Manga que autorizó el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, y que Podemos ya denunció la pasada semana en el municipio marmenorense.  

Por último, se ha referido la diputada a la “falta de control” de los vertidos de nitratos que entran en la laguna por el Albujón: “¿Cuántas sanciones se han puesto? ¿Quién controla que no se estén usando fertilizantes prohibidos? ¿Cuántas inspecciones ha llevado a cabo la Consejería de Medio Ambiente?”, cuestionaba Marín, que ha acusado a Luengo de “venir aquí otra vez sin ningún dato y con las manos vacías a llorar y echarle la culpa a Pedro Sánchez”.  Desde Podemos recuerdan que el Mar Menor “está peor que nunca” y lanzan un aviso al consejero: “Si después de dos anoxias y una tercera que viene en camino no dimite y se marcha, será el pueblo el que lo ponga en su sitio”.