Regadios del rio Argos - Podemos Región de Murcia

Regadios del rio Argos

Podemos exigirá a Martínez-Cachá explicaciones acerca de los sobre costes y las deficiencias en las obras de regadíos de las aguas reguladas por el embalse del Argos de Calasparra

 

 

El Grupo Parlamentario Podemos, tras los hechos que se conocen sobre corrupción en Acuamed, interpelará en la Asamblea a la Consejera de Agricultura para que explique los sobre costes y las deficiencias de las obras realizadas en la primera Fase del Plan de mejora, modernización y consolidación de los regadíos de la comunidad de regantes de las aguas reguladas por el Argos

Para Podemos, Acuamed es el ejemplo perfecto del “binomio agua y corrupción ligada al Partido Popular, partido que lleva años sacando rédito electoral al agua, pero que a la hora de la verdad vuelve a defraudar a los murcianos al mezclar sus corruptelas con un recurso tan importante para nosotros”. Giménez ha explicado que la primera fase del plan de mejora, modernización y consolidación de los regadíos de la comunidad de regantes de las aguas reguladas por el embalse del Argos de Calasparra (Murcia), en la que se han utilizado fondos Europeos FEOGA, técnicamente, en primera instancia, fue realizado por la empresa TABALA y fijaba los costes en 1.490.000 euros. “Constaba de dos balsas reguladoras y una conducción primaria de varios kilómetros de tubería de 700 mm. Sin saber cómo ocurrió, la obra fue ejecutada por TRAGSA, pero con un coste de 6.150.000 euros, lo que supone una desviación de más del 400%”, ha añadido.

La diputada, María Giménez, también ha confirmado que preguntará a la consejera Adela Martínez- Cachá, “si los fondos europeos se pueden destinar a la realización de obras en las cuales, la mitad de las tierras afectadas y sus propietarios no se van a beneficiar, máxime cuando no existe el Plan de Viabilidad que garantice la viabilidad de la coexistencia de los dos sistemas de riego: presurizado y tradicional; y en definitiva para que aclare el perjuicio que se está realizando a los regantes y los costes adicionales que esto supondrá y quién los va a pagar”.

La parlamentaria de Podemos en la Región de Murcia, ha afirmado que Acuamed es la promotora de la segunda fase, tal y como se puede comprobar en el BOE número 174, lunes 19 de julio de 2010, página 63743, disposición 11563, punto 1.

“Desde el pasado lunes 25 de enero, TRAGSA, sin explicación pública alguna, está reemplazando los tubos de la primera fase, varios kilómetros de 700 mm que suponen una importante inversión de dinero público. Es decir, las obras están sin terminar y ya se está sustituyendo la totalidad de red primaria construida en la primera fase, sin ser utilizadas y tan solo diez años después de su instalación”, ha subrayado la diputada María Giménez.

Giménez ha incidido en que estas obras de sustitución, “son porque las tuberías instaladas han venido reventando durante las pruebas de presión, no sabemos si porque las calidades instaladas no obedecían al proyecto o por una mala colocación de los tubos. A una de las dos balsas le ha realizado un bypass porque no ejerce la función para la que fue construida y, la otra balsa parece que está en la misma situación. Además, esta segunda balsa, ubicada en el paraje ‘La Juensantilla’ condena a los agricultores a impulsar el agua, de por vida, y a sufragar unos gastos energéticos innecesarios, pues, la propia presión ejercida por del embalse del Argos hubiese sido suficiente para regar el sector número uno, al igual que se van a regar los sectores dos y tres con la propia presión del embalse del Argos”.

El Grupo Parlamentario Podemos recuerda que todo esto viene acompañado de una importante controversia en la comunidad de regantes, ante la evidencia de que sólo la mitad de las tierras de los regantes tradicionales se benefician equitativamente de este proyecto y, el 29 de mayo de 2013 la mayoría de regantes votó en contra de continuar con la Fase II, aunque el proyecto se ha ejecutado.