Las prisas del PP por inaugurar el AVE pueden dejarnos fuera del Corredor Mediterráneo

Urralburu: “Las prisas por inaugurar el AVE pueden dejarnos fuera del Corredor Mediterráneo y liquidar los Cercanías con Alicante”

El secretario general de Podemos Región de Murcia, Óscar Urralburu, junto con el diputado Andrés Pedreño y Antonio del Campo, delegado sindical de CCOO en Renfe, se han reunido este jueves en la sede de la Generalitat, con el Secretario de Obras Públicas, Vivienda y Vertebración del Territorio, Josep Vicent Boira i Maiques. Tras el encuentro, Urralburu ha asegurado que se confirma que el Corredor puede “detenerse en Alicante si el gobierno regional del Partido Popular no se toma en serio y se pone a trabajar en solucionar los cuellos de botella que va a generar el AVE en Murcia y Alcantarilla”.

Urralburu ha señalado que la llegada precipitada de la Alta Velocidad, “las prisas del Partido Popular por cortar la cinta del AVE antes de las elecciones de 2019 pueden salirnos muy caras. Si ya es indignante que quieran pasar por encima de las personas de esos barrios de la ciudad, ahora constatamos que también nos podemos quedar fuera del Corredor Mediterráneo si llega el AVE tal cual está previsto ahora mismo”.

Según el secretario general de Podemos, el futuro de las empresas de la Región, el futuro del tejido productivo regional “pasa por apostar por el Corredor Mediterráneo como un proyecto de máximo interés estratégico. Algo que no entiende el PP, que nos quiere condenar a convertirnos en el último rincón de Europa. Sus objetivos electorales marcan las políticas regionales, no lo que realmente puede afectar al día a día de los murcianos y murcianas y las empresas que luchan por ser competitivas en los mercados exteriores”.

En ese día a día, ha continuado el diputado regional, Andrés Pedreño, se encuentra el servicio de Cercanías con Alicante que tiene anualmente un volumen de pasajeros de casi 4 millones. “Hemos comprobado como la Generalitat”, ha dicho Pedreño, “tiene planes de movilidad para sus ciudadanos en función de sus demandas. No están supeditados a la llegada de las grandes infraestructuras”.

Mientras, ha añadido Andrés Pedreño, “vemos como el gobierno del PP en Murcia está a años luz de esta idea. No saben, no son capaces de vertebrar una política de infraestructuras que sea buena para la gente. Ni se plantean que se puede articular un plan para que la población pueda tener cubiertas sus necesidades de transporte cotidiano y combinarlas con la conexión de la Región con Europa. Si no saben cómo mantener los cercanías con Alicante cómo van a hacer para lograr estar en la primera línea ferroviaria europea”.

Por último, Antonio del Campo, delegado sindical de CCOO en Renfe, ha explicado que lo que “no puede suceder en la Región de Murcia es lo que ha sucedido con la llegada del AVE a Valencia y Castellón. Ha supuesto la pérdida del 40% de los servicios de Cercanías, ha pasado de 27 millones de viajeros anuales en 2008 a 14 millones en la actualidad”.