Preocupación porque el número de contagios diarios en la Región sea más alto que el de vacunados

De seguir el ritmo de vacunados de los últimos días, la Región de Murcia tardaría más de 10 años en administrar la primera dosis a todos sus habitantes.

María Marín ha denunciado esta mañana el ritmo de tortuga al que avanza la vacunación contra la covid 19 en la Región de Murcia. Es extraordinariamente preocupante que ayer mismo se vacunase tan solo a 486 personas, mientras que el número de contagios detectados se disparó hasta los 1.107. Apenas se han puesto el 20% de las vacunas que han llegado. La lentitud a la hora de afrontar este proceso por parte de la comunidad no se debe tan sólo a la ineficacia, pereza o poco trabajo de López Miras. Detrás de esto se esconde una estrategia para privatizar la campaña de vacunación, debilitando una vez más el ya de por sí mermado Servicio Murciano de Salud. Cada día que pasa sin que se pongan los recursos adecuados para vacunar a la población se paga con muertes que podrían evitarse. El número de vacunados tiene que acelerarse.

María Marín ha responsabilizado al presidente López Miras y al consejero de Salud, Manuel Villegas, de haber causado “la explosión de casos que estamos viviendo, consecuencia del fracaso más absoluto de López Miras y Villegas”. Esta actitud estaría conduciendo de nuevo a la Región a un nuevo caos del que nos va a costar meses recuperarnos.

Las recomendaciones del Ministerio de Sanidad para las fiestas navideñas limitaban las reuniones a 6 personas. Pero la exigencia de la Región de Murcia en el Consejo Interterritorial del 25 de noviembre fue en cambio ampliar ese número a 10 personas y también el horario del toque de queda.

Noticia relacionada: PODEMOS DENUNCIA UN GRAVE RETRASO EN LA CAMPAÑA DE VACUNACIÓN POR LA FALTA DE PERSONAL SANITARIO.