Pregunatremos a la Consejera de Educación por el coste de los barracones “que se eternizan en el tiempo”.

Miguel G. Quesada, diputado regional de Podemos, ha afirmado que el curso escolar ha empezado ya en todos los municipios de la Región y algunos de los centros es una autentica vergüenza la situación en la que se encuentran las aulas prefabricadas, donde a lo largo del curso se van a instalar más barracones.

El diputado regional de Podemos se ha referido a los centros de Nuestra Señora de Belén, en Murcia, el “vergonzoso caso de la guardería de la Paz”, también en Murcia, donde se observa claramente “cuál es la preocupación del gobierno y la sensibilidad con la educación pública, cuando permite año tras año, que los más pequeños estén en una guardaría publica convertida en un barracón”.

Del mismo modo, Miguel G. Quesada ha hecho alusión a la situación que se está viviendo en la diputación de Los Molinos en Cartagena, donde hemos tenido constancia de que se van a colocar cinco aulas prefabricadas,  ante las elevadas ratios, pero a este centro se le añade un nuevo problema y es que no tiene espacio para la construcción de esos cinco barracones, con lo que esto causará un grave perjuicio a los estudiantes que tendrán que ser derivados a centros cercanos.

Estos ejemplos, son, según ha indicado el diputado regional de Podemos, un claro síntoma del des-gobierno del PP en la Región de Murcia, que a través de la Consejería de Educación muestra con claridad su política de dejadez de lo público, en este caso en lo relativo a la educación.

Así, Miguel García Quesada ha explicado que Podemos en la Región de Murcia va a llevar esta situación a la Asamblea Regional donde preguntará  a la Consejera de Educación  por “el número de solicitudes recibidas para la instalación de aulas prefabricadas para el próximo curso 2018/2019 así como saber de estas solicitudes cuantas pertenecen a centros concertados y cuántas a públicos”.

El diputado regional de Podemos ha subrayado que “es una cuestión de transparencia, que la Consejera explique ante la parlamento regional, cuántas solicitudes han sido rechazadas o aplazas y qué empresas son las adjudicatarias de las obras para la construcción de las aúllas prefabricadas, y sobre todo la ciudadanía tiene derecho a saber a cuánto asciende el coste de estas aulas prefabricadas, muchas de ellas eternizadas en el tiempo”.