Podemos reclama un sistema de información sanitaria y de acción epidemiológica sobre la Sierra Minera La Unión – Cartagena - Podemos Región de Murcia

Podemos reclama un sistema de información sanitaria y de acción epidemiológica sobre la Sierra Minera La Unión – Cartagena

Andrés Pedreño, diputado regional, ha pedido al consejero de Sanidad que ponga en marcha en las poblaciones de la Sierra Minera La Unión-Cartagena un sistema organizado de información sanitaria, vigilancia y acción epidemiológica. Uno de los motivos es un informe de un investigador de la zona que “expresa con claridad la sospecha de que se está produciendo una transferencia directa de estos metales pesados y metaloides a la población infantil en un colegio de Llano del Beal, lo que lleva implícito un alto riesgo para la salud infantil por exposición directa a los mismos”.

Pedreño ha asegurado que es “urgente” afrontar los problemas de la Sierra Minera desde la perspectiva de la salud pública. Por ello, ha dicho, “seguimos insistiendo en la realización de un estudio epidemiológico en los pueblos de la Sierra Minera de La Unión-Cartagena encaminada a detectar los efectos sobre la salud humana que están teniendo los metales pesados presentes en los suelos contaminados por estériles mineros”.

Como ha recordado Andrés Pedreño, ya se ha aprobado en la Asamblea Regional una iniciativa para la realización de un estudio epidemiológico sobre la sierra minera de La Unión-Cartagena. La razón entonces, ha contado el diputado de Podemos, un estudio que detectaba “concentraciones de arsénico, cadmio y plomo perjudiciales para la salud humana”. A esto se unió otro informe de la UMU sobre que la leche materna de las mujeres que viven en la zona de la sierra minera más de 5 años presentó los niveles máximos de aluminio, zinc, arsénico, plomo, mercurio y níquel.

Ahora, ha explicado el diputado Andrés Pedreño, hay un informe de un investigador de la zona que ha detectado en el patio del colegio público del Llano del Beal “sustancias tóxicas que suponen un riesgo para la salud de la población escolar. Esto supone un elevado factor de riesgo para la salud de los niños, cuando en transcurso de sus juegos y esparcimiento, respiran y por tanto inhalan estas partículas, tocan el suelo y por tanto tienen contacto dérmico con estos materiales y/o se chupan las manos y por tanto ingieren restos.