atención temprana

Podemos rechaza la Ley de Atención temprana y asegura que “favorece la creación de listas espera y no garantiza ni la gratuidad ni la universalidad”

María Marín muestra su apoyo a las asociaciones de usuarios y profesionales y señala que “Atención Temprana y listas de espera en la misma frase es un oxímoron”

La Asamblea Regional ha debatido hoy la nueva Ley de Atención Temprana, impulsada por la Consejería de Política Social. Sin embargo, para la portavoz de Podemos en la cámara autonómica, María Marín, “la proposición de ley no es nueva”, sino que la base es la misma que la del decreto que Isabel Franco, vicepresidenta regional y consejera del ramo, intentó aprobar “por las bravas y sin diálogo” la pasada primavera.

La portavoz de Podemos ha recordado que este decreto tuvo que ser retirado en junio ante la movilización de las familias y de los profesionales, pero también por los informes contrarios de los propios servicios jurídicos de la Asamblea Regional, demostrando que el decreto era “una auténtica chapuza”. 

 

La retirada del decreto en junio no fue, según la portavoz de Podemos, provocado por la buena voluntad o las ganas de rectificar de Isabel Franco, sino que se debe únicamente a la “presión de familiares y profesionales” que “ha frenado esta cacicada en las calles” y ha logrado que la nueva ley “se vaya a tramitar con la posibilidad de debatir y votar sus enmiendas”.

No obstante, el Gobierno regional ha impuesto unos plazos que a Podemos le parecen claramente insuficientes, ya que la ley se votará el próximo 22 de diciembre, dentro de sólo 5 semanas. Un plazo que, vaticina Marín, pese a ser muy corto, al Partido Popular y su gobierno de tránsfugas “se le va a hacer muy largo”. La diputada morada ha denunciado que “dialogar no es hacer una videoconferencia de media hora con las asociaciones”. “Eso es un mitin, un monólogo, una operación en la que usted habla, pero no escucha”, ha aclarado Marín a Isabel Franco. Esa falta de diálogo que denuncia la diputada es respaldada por la Plataforma de Atención Temprana, que se ha quejado reiteradamente de que “nunca les han dado ni una sola razón que justifique el modelo que esta ley propone para nuestra atención temprana”. 

 

Marín ha incidido en la falta de respaldo de los servicios jurídicos de la Asamblea Regional a este proyecto de ley, que señalan textualmente su informe que esta nueva norma “no describe para una mayor comprensión de la misma su concreto contenido y los motivos que han conducido a adoptar la regulación propuesta, que difiere totalmente de otras como las que plantea la Plataforma de Atención”. Es decir, que tal y como  entiende la diputada de Podemos, “la exposición de motivos de la ley no tiene motivos y esta ley nace sin argumentos”.

En cuanto al contenido del proyecto de ley, Marín ha denunciado que “limita la atención temprana a las personas menores de edad que sufren una discapacidad, dejando fuera a quienes presentan factores de riesgo”, algo que en su opinión “acaba con la universalidad de este servicio”. Además, la diputada de Podemos ha cuestionado a Franco acerca de su insistencia en recoger en esta norma que sean los equipos de orientación de la Consejería de Educación los que realicen la valoración técnica de la necesidad de atención temprana, mostrando “una absoluta desconfianza en los pediatras y en los profesionales de nuestros centros de atención temprana que hacían la valoración hasta ahora”.

También ha criticado la excesiva burocratización que supondrá la aprobación de esta ley, que canalizará todas las solicitudes a través del IMAS, “creando un nuevo y farragoso procedimiento burocrático”. En cuanto a este punto, la intención de la consejería es que si pasados 40 días las familias no reciben respuesta del IMAS, “se entienda su solicitud como denegada”, por lo que “las familias que tienen dinero se irán a la privada y las familias humildes se quedarán sin nada”.

La portavoz de Podemos ha recogido desde la tribuna el lema de la Plataforma de Atención Temprana para asegurar que “listas de espera y Atención Temprana nunca pueden ir juntas en una misma frase” porque “es un oxímoron, una contradicción imposible fuera del marco literario”. Por último Marín ha animado a todas las personas afectadas a movilizarse contra lo que interpreta como “un auténtico disparate, que favorece la creación de listas espera, la burocratización del acceso a la Atención Temprana y que no garantiza ni la gratuidad ni la universalidad”.

La diputada de Podemos ha finalizado su intervención reclamando el “acceso inmediato y directo a los Centros de Atención Temprana”, apoyando “la gestión pública, gratuita y universal de la atención a los menores con factores de riesgo” y “la máxima calidad de nuestros centros”.