Estatuto de Autonomía

Podemos presenta una enmienda al Estatuto de Autonomía para “obligar a los gobiernos regionales a consultar al pueblo sobre el modelo territorial”

María Marín, portavoz regional de la formación, asegura que de aprobarse esta modificación en el Estatuto de Autonomía “por fin se haría realidad una reivindicación histórica como es dar voz propia a Cartagena”

La portavoz regional de Podemos, María Marín, ha mantenido esta mañana una reunión de trabajo junto al Grupo Municipal de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Cartagena, para valorar las enmiendas que la formación ha presentado al Estatuto de Autonomía de la Región de Murcia, en especial las que inciden en la ciudad portuaria y su comarca.

 

Marín ha explicado que, de aprobarse las modificaciones que Unidas Podemos ha planteado, “por fin se haría realidad una reivindicación histórica», como es que Cartagena y su comarca tengan voz propia en el diseño territorial de la Región en el Estatuto de Autonomía. En concreto, la enmienda presentada por Podemos variaría el artículo segundo del nuevo Estatuto de Autonomía, en el que se define el modelo territorial, con el objetivo de obligar a los gobiernos de la Región de Murcia a consultar periódicamente, al menos cada ocho años, a la ciudadanía de Cartagena y otras comarcas sobre el modelo territorial de la Comunidad Autónoma.

La diputada ha defendido que, “en democracia, el pueblo debe tener derecho a opinar, a expresar su satisfacción o sus deseos de cambio”, mientras que los gobiernos “deben escuchar a sus ciudadanos y obrar en consecuencia”.

Para Marín, en un momento como el actual, en el que la democracia se enfrenta a “graves amenazas”, la mejor forma de recuperarla es “ampliar su base, dejar que el pueblo hable y participe, y que lo haga más a menudo”.

Para la diputada cartagenera, un Estatuto que “dé la espalda” a la ciudad portuaria y sus habitantes, “no será nunca un Estatuto de la Región de Murcia, sino un Estatuto de sus élites”.

Por su parte, la portavoz de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Cartagena, Leli García, ha mostrado su satisfacción por el paso que la formación ha dado al asumir una de las principales reivindicaciones históricas de la ciudad y la comarca, y llevar la voz de Cartagena hasta el Congreso y hasta el Estatuto de Autonomía.

 

García ha asegurado que las enmiendas de Unidas Podemos son “una prueba más de que hay un cartagenerismo progresista, municipalista y comprometido con los derechos democráticos”. 

En cuanto al contenido, la portavoz municipal ha resaltado, además de la relativa a las consultas territoriales, otras dos enmiendas que “afectan mucho a la gente de nuestra tierra”, ya que “marcan una hoja de ruta para solucionar la grave crisis que vive nuestro Mar Menor”.

Se trata de dos modificaciones al artículo 21 del Estatuto, que actualmente recoge el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado para el desarrollo de las personas, pero no contempla ningún mecanismo para llevar estos derechos a la práctica y adaptarlos a la situación que estamos viviendo. Por eso, desde Unidas Podemos pretenden introducir en el Estatuto “la necesidad de dotar al Mar Menor de la máxima protección ambiental, con la creación de un Parque Regional que “proteja la laguna en toda su extensión”, dejándola “libre de nitratos, de regadíos ilegales y de nuevos pelotazos inmobiliarios”. 

En este mismo sentido, la otra modificación va dirigida al reconocimiento de la personalidad jurídica de los ecosistemas de la Región, es decir, “el derecho de nuestros espacios naturales a existir, a ser protegidos y, en su caso, a su restauración”.

García ha recordado que toda la Región de Murcia, e incluso de otros territorios del Estado, se ha movilizado para defender el Mar Menor y para exigir la tramitación de la ILP. Pero además, para la portavoz “no sólo se trata del Mar Menor”, sino que los gobiernos regionales deben “proteger todo el rico patrimonio natural que tiene Cartagena, como Calblanque, el Monte de las Cenizas y la Peña del Águila, la Sierra de la Muela, Cabo Tiñoso y Roldán, las Islas e Islotes del litoral mediterráneo, los Espacios Abiertos e Islas del Mar Menor y un largo etcétera”.

García ha considerado que el Gobierno Regional y las élites centralistas depredadoras “llevan demasiado tiempo pensando que Cartagena es su sumidero, su coto de caza o su patio de recreo”, algo que “va a cambiar porque a partir de ahora a Cartagena se le va a escuchar”.