fotovoltaicas

Podemos plantea la necesidad de regular las instalaciones fotovoltaicas en la Región de Murcia para garantizar la seguridad jurídica y ambiental

María Marín asegura que la energía solar es “la energía del futuro”, pero reivindica un marco propio “para evitar la especulación que ya se está produciendo y el impacto medioambiental de las grandes plantas»

 

 

 

Las instalaciones fotovoltaicas han estado casi paralizadas en la Región de Murcia entre 2012 y 2018 debido a la incertidumbre jurídica creada por el “impuesto al sol” y los cambios normativos provocados por los anteriores gobiernos de PSOE y PP. Buscando reactivar este sector, Podemos ha presentado una moción en la Asamblea Regional con la que pretenden regular las instalaciones fotovoltaicas en la Región de Murcia para garantizar la seguridad jurídica y ambiental.

La portavoz de la formación en la cámara autonómica, María Marín, ha explicado esta iniciativa junto al secretario de Economía y Medioambiente de Podemos, Antonio Urbina. Marín ha considerado que estamos ante “una década perdida para coger el tren de la modernización”, y ha recordado que “en nuestra comunidad  se acumulan decenas de proyectos”, por lo que “es necesario poner orden para evitar un nuevo caos legal”. Además, para Podemos es fundamental que “se tenga en cuenta el impacto ambiental de algunas macroplantas cuando se instalan en  zonas de alto valor natural”. 

La moción de Podemos acerca de la energía solar aborda “de forma urgente” este tema, ya que tal y como ha señalado Marín, “estamos en un momento clave en el que la Región de Murcia se juega su futuro». La diputada morada ha apostado por utilizar bien los fondos europeos Next Generation, “que convierten la transición energética en una prioridad”. Según ha asegurado, la energía del futuro “pasa necesariamente por la combinación de diferentes tipos de generadores limpios y renovables”, como la energía solar, “pero necesita un marco propio para evitar la especulación que ya se está produciendo y el impacto medioambiental de las grandes plantas”. 

Por su parte, Antonio Urbina, secretario de Economía, Medio ambiente y Modelo de Región de Podemos ha explicado que con esta moción se plantea la puesta en marcha de un Plan Regional de Ordenación de Instalaciones Fotovoltaicas, que delimite tres tipos de zonas:  zonas de exclusión por sus valores naturales, zonas de ubicación compatible y zonas en las que se debe evaluar de forma individualizada la viabilidad y los requisitos de estas instalaciones. Además, ha mostrado su preocupación por “los proyectos de enormes macroplantas, que necesitan la instalación de líneas kilométricas de alta tensión”. Para Urbina, las plantas fotovoltaicas “deben ser tan sostenibles como lo es la energía solar”, por lo que “es preferible trocear los macroproyectos en proyectos más pequeños (en torno a 100MW como máximo) para facilitar su conexión a red en centros de transformación disponibles, evitando la construcción de nuevo tendido eléctrico y minimizando su impacto ambiental”.

El secretario de medioambiente de Podemos ha puesto como “ejemplo de lo que no se debe hacer” a las macroplantas que se están planteando en la zona norte de Lorca o en Gea y Truyols. Según el dirigente morado, quien además es catedrático de Física en la UPCT, “al impacto ambiental de plantas que podrían ocupar varios cientos de hectáreas se une el impacto del tendido eléctrico, en algunos casos de varios kilómetros, que sería necesario construir para llegar a los centros de transformación y a la red de alta tensión”. Otro problema añadido que señala Urbina es “el cuello de botella a la hora de obtener los permisos de conexión a red”. Tal y como explica, “muchos inversores han acaparado estos permisos sin tener proyectos reales detrás, con la esperanza de luego poder revender esos derechos de conexión, ganando mucho dinero en un movimiento puramente especulativo”, algo que indica que “si no se establece una política encaminada a evitar esta especulación, se puede producir una nueva burbuja fotovoltaica”

La moción registrada por Podemos también plantea que Gobierno autonómico tenga que elaborar un Plan Regional de Apoyo a las personas y PYME que “están construyendo sistemas de pequeño y mediano tamaño integrados en entornos urbanos e industriales con el objetivo de garantizar que se dan los permisos de conexión”. Además, también tiene en cuenta las necesidades de la agricultura, uno de los sectores que “más se puede beneficiar de esta transición ecológica”. De aprobarse esta iniciativa, la Consejería de Agricultura debería elaborar un Plan Regional de Apoyo a Pequeñas y Medianas Explotaciones Agropecuarias para que “puedan integrar sistemas fotovoltaicos en zonas rurales, con el objetivo de cubrir parte de su demanda eléctrica en régimen de autoconsumo”. Para Urbina, es obvio que en la Región de Murcia “existe un gran potencial para desarrollar el binomio Sol-Agua en el marco de una agricultura más sostenible”. 

Por último, el dirigente de Podemos ha destacado que en esta moción no se han olvidado “de las familias que en su día invirtieron en huertos solares y y siguen luchando por que se reconozcan sus derechos de compensación que se eliminaron retroactivamente”. “Lo que piden es de justicia, y estaremos a su lado reivindicando sus derechos”, ha asegurado.