servicios sociales

Podemos plantea aumentar las plantillas de servicios sociales y revertir los recortes del Gobierno regional en Renta Básica de Inserción

La portavoz regional, María Marín, recuerda que López Miras “tiene a la Región de Murcia a la cola en servicios sociales, con la segunda valoración más baja de España”

El presidente del Colegio de Trabajo Social, Juan Carrión, ha comparecido en la Comisión de Salud y Servicios Sociales de la Asamblea Regional para presentar el informe de resultados y propuestas elaborado por su organización sobre el trabajo realizado por los profesionales del sector frente a las consecuencias de la pandemia provocada por la covid-19.

En su turno de intervención la portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín ha considerado que el informe de los profesionales constituye «una enmienda a la ley de servicios sociales», ya que introduce sustanciales mejoras, que «en muchas ocasiones coinciden con las presentadas por Podemos durante la tramitación de la ley  y que fueron rechazadas por el Gobierno Regional».

La diputada ha agradecido la enorme labor que los profesionales han llevado a cabo durante el último año y medio, con cuyo trabajo “se ha demostrado aún más si cabe que la protección y los servicios sociales son esenciales”.

Sin embargo, Marín ha lamentado que este esfuerzo “no haya sido acompañado por la gestión del Gobierno de López Miras”. La portavoz ha recordado que la Región de Murcia se encuentra “a la cola en servicios sociales, con la segunda valoración más baja de España, tras el Madrid de Ayuso”, un dato que pone de manifiesto la Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales, que en su informe de 2020 pone la nota más baja a los mecanismos de protección social en la Región de Murcia.

La diputada ha criticado que mientras que en otras comunidades autónomas como el País Vasco, la inversión llega a 738 euros al año por habitante en servicios sociales, mientras que en la Región de Murcia de López Miras “no alcanza ni los 300 euros”.

Marín ha insistido en la necesidad de que se aumente el número de profesionales en los servicios sociales de Atención Primaria para bajar las ratios, ya que “si ya de por sí estaban muy por debajo de lo necesario, tras la pandemia se ha experimentado un considerable aumento de la demanda”.

Este aumento ha causado que las listas de espera para ser atendido en servicios sociales se hayan disparado, llegando a demorarse entre dos semanas y dos meses, “con lo que todo lo que implica para una familia en riesgo de exclusión el retraso en las ayudas que necesitan para subsistir”.

La portavoz de Podemos ha apostado por escuchar a todo un sector profesional “desbordado” e incrementar las plantillas, al menos hasta llegar a un profesional por cada 3.000 personas, tal y como reclama el Colegio de Trabajo Social.

Esta propuesta ya fue defendida por Podemos durante la tramitación de la Ley de Servicios Sociales, aunque fue rechazada por el Gobierno regional. Además, la diputada ha considerado que es necesario aumentar también las inspecciones «para garantizar que las personas dependientes están recibiendo las ayudas y los recursos a los que tienen derecho a acceder».

Marín ha conminado a la Consejería a sentarse con los colegios profesionales, asociaciones de usuarios y sindicatos para tomar en consideración esta medida e introducirla en el reglamento de la ley, aún sin elaborar.  

Por último, la portavoz de Podemos ha recordado que el Gobierno de España ha puesto en marcha el Ingreso Mínimo Vital, una ayuda que “a pesar de todas las dificultades propias del desarrollo de un nuevo derecho, ya ha llegado a más familias en un año que la Renta Básica de Inserción de la Región de Murcia en toda una década”.

Por ello, Marín ha planteado que, tal y como piden los propios profesionales, se recupere de inmediato la dotación que recogían los presupuestos regionales para esta partida en 2019, y que fue sensiblemente recortada en los últimos dos años, incluso cuando la pandemia obligó a todas las administraciones a ampliar el gasto.