confinamiento

Podemos pide un confinamiento estricto en la Región

El coordinador autonómico de la formación, Javier Sánchez Serna, apuesta por activar el protocolo de educación online. Además afirma que no se entiende que cierre la hostelería mientras que los centros comerciales o las casas de apuestas permanecen llenas, o mientras que miles de estudiantes se tienen que desplazar para hacer los exámenes en la universidad.

 

 

Tras la relajación adoptada por el Gobierno regional durante las vacaciones de Navidad, la tasa de contagios se ha disparado hasta niveles de crecimiento desconocidos por el momento.

La Región de Murcia está en un momento crítico y Javier Sánchez Serna ha exigido a López Miras el cierre de toda actividad no esencial y avanzar hacia un confinamiento más estricto.

Detrás del aumento de contagios hay un cúmulo de malas decisiones por parte del Gobierno regional, como la decisión del presidente regional de ampliar los aforos de las cenas navideñas y retrasar el toque de queda frente al criterio del Ministerio de Sanidad del Gobierno de España. 

El confinamiento más estricto, que aconsejan además desde organismos como el Colegio de Médicos, implicaría la activación del protocolo para pasar a la enseñanza online.

Es incomprensible que en plena ola de frío, con el riesgo de contagio de covid, estemos mandando a nuestros niños y a nuestras niñas a los centros escolares con las ventanas abiertas y sin las condiciones adecuadas para la actividad docente. 

Sánchez Serna ha planteado que estamos en un momento en el que hay que tomar medidas eficaces y valientes. No es el momento de parches y ha asegurado a que no serviría de nada cerrar la hostelería mientras que los centros comerciales o las casas de apuestas permanecen llenas, o mientras que miles de estudiantes se tienen que desplazar para hacer los exámenes en la universidad presencialmente. 

La responsabilidad también es de los empresarios a quienes pide que adopten medidas urgentes para pasar a teletrabajo en todas aquellas actividades no esenciales.

No se trata de contraponer salud y economía, sino de entender que la recuperación económica solo va a ser posible si se garantiza la salud pública y si aplanamos la curva de contagios.

Si lo que se quiere es salvar vidas, este es el momento de abandonar el rumbo errático que ha seguido hasta ahora el Gobierno regional.