salud mental

Podemos pide apoyos a su Ley de salud mental para hacer frente al “dramático” aumento de casos en la Región

María Marín: “En 2018 Podemos ya presentó en la Asamblea Regional un plan de prevención del suicidio que fue aprobado por unanimidad. El gobierno de López Miras no ha hecho nada para cumplirlo”

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, ha lanzado hoy un video en sus redes sociales en las que denuncia “el dramático aumento de los casos de suicidio en la Región, que en la última década han subido un 25%”.

mental

En 2019 se suicidaron en la Región de Murcia 125 personas. Con estos datos sobre la mesa Marín denuncia que “Murcia ha pasado de ser una de las comunidades con menor tasa de suicidios por habitantes, a ocupar el sexto lugar”.

Detrás de ello, subrayan desde Podemos, se encuentran muchos factores: “va a influir la pandemia, influyen la precariedad laboral y la falta de expectativas, pero, sobre todo, influye el gran tabú que rodea todavía hoy todo lo que tiene que ver con la salud mental”.

Marín denuncia también “la desidia de las administraciones” y apunta al gobierno regional. “En 2018 Podemos ya llevó a la Asamblea Regional una moción para impulsar un plan de prevención del suicidio que fue aprobada por unanimidad. Tres años después el gobierno de López Miras no ha hecho nada para cumplirlo”.

Ante este bloqueo, la diputada de la formación morada asegura que “no nos vamos a quedar paradas”. 

Unidas Podemos registró ayer en el Congreso una Ley de salud mental, un trabajo que ya se había iniciado en 2019 y que pone el foco en aumentar las ratios de personal y en la prevención. “Hay que aumentar el número de psicólogos y psiquiatras en la sanidad pública, reducir los tiempos de espera y trabajar la prevención desde la escuela, en el mundo del trabajo y en los centros de atención primaria”.

Con esta iniciativa Podemos se suma a las demandas de las miles de personas que hoy se manifestarán en Madrid pidiendo atajar este grave problema. “Stop suicidios. Vamos a romper el tabú en la calle y en las instituciones”, concluye Marín.