sanidad

Podemos pide a López Miras respetar los criterios técnicos de Sanidad para la desescalada

La última vez que el Gobierno autonómico actuó por su cuenta para salvar la Navidad, nos costó una tercera ola con más de mil muertes en la Región de Murcia

 

 

La Región de Murcia vuelve a ser la nota discordante entre las comunidades autónomas a la hora de establecer una respuesta común ante la desescalada. Fernando López Miras ha anunciado que su Gobierno regional estudia incumplir los criterios técnicos fijados por el Ministerio de Sanidad para toda España.

Para María Marín, portavoz autonómica de Podemos, el presidente regional “vuelve a utilizar la respuesta sanitaria a la pandemia para su guerra particular contra el Gobierno central”, demostrando así una vez más que “lo que menos le importa es la salud de la gente y la seguridad jurídica de sectores como el comercio, la hostelería o el turismo”. Unas medidas que son clave para la reactivación económica.

La diputada de Podemos ha recordado que en las últimas navidades, el Gobierno regional “decidió saltarse por su cuenta y riesgo las restricciones recomendadas por Sanidad y extender el número máximo de personas en reuniones familiares y el toque de queda”, lo que tuvo como resultado “una tercera ola brutal y más de mil muertos”.

A pesar de todas las advertencias, tanto del Gobierno central, como del propio personal sanitario que está al pie del cañón en los servicios de urgencias, López Miras apostó por el enfrentamiento a costa de la salud de los ciudadanos y ciudadanas.

La portavoz de Podemos ha tachado de vergonzoso que el presidente regional “lleve semanas reclamando a Sanidad criterios únicos para no tener 17 planes distintos este verano”, pero que cuando llegan esas normas votadas por la mayoría de las comunidades autónomas, “la Región de Murcia amenace otra vez con desmarcarse”. Un desmarque que se produce además “sin que exista ningún argumento para ello”, ya que, según ha señalado Marín, el Gobierno regional “aprobó el pasado miércoles la apertura de la hostelería hasta la una de la mañana, pero el mismo día votaba en contra de los criterios de Sanidad que fijan exactamente los mismos horarios”. La única explicación que encuentran desde Podemos a esta actitud irresponsable de López Miras es “la deslealtad con el Gobierno de España, y más allá, con los propios españoles y españolas”.  

En estos momentos tanto la Unión Europea como los grandes touroperadores nos exigen medidas claras y una respuesta coordinada, algo que está tratando de boicotear el Partido Popular desde sus comunidades autónomas, lo que provoca la desconfianza del turismo extranjero y una ola de cancelaciones. “Nuestros hosteleros y el sector turístico deben saber que hay un responsable y tiene nombres apellidos: Fernando López Miras”, ha concluido Marín.