fiscalía operación Teodoro

Podemos llevará ante la fiscalía a López Miras y Teodoro García Egea por un presunto trato de favor

María Marín asegura que si López Miras medió efectivamente para favorecer a un familiar de Teodoro García Egea y adelantar su operación, ambos habrían cometido un grave delito, algo que en cualquier parte sería un gran escándalo acompañado de dimisiones

Las imágenes destapadas por el diario digital InfoLibre, en las que se aprecia al presidente autonómico, Fernando López Miras, manteniendo conversaciones por whatsapp en plena sesión de la Asamblea Regional para mediar en la operación de un familiar de Teodoro García Egea, sumen de nuevo a la Región de Murcia en un escándalo político.

 

 

La portavoz regional de Podemos, María Marín, ha exigido a López Miras y a García Egea que aclaren si el presidente de la Región de Murcia utilizó su cargo para interceder ante los responsables de la Consejería de Salud, a petición de Teodoro García Egea, para acelerar la operación de un familiar y saltarse las listas de espera. De confirmarse este extremo –muy difícil de negar por la existencia de imágenes en las que claramente pueden leerse las conversaciones de López Miras con altos cargos de Sanidad y con el propio García Egea- “ambos habrían cometido un grave delito”, ya que estaríamos ante “un trato de favor de manual”. Un caso que ya están estudiando desde los servicios jurídicos de Podemos para llevar a la fiscalía a ambos dirigentes políticos.

 

 

Marín ha recordado que “la paciencia de los murcianos y murcianas estuvo a punto de colmarse cuando, a la vista de todo el mundo, los altos cargos de la Comunidad Autónoma fueron capaces de saltarse la cola de vacunación y robarle las dosis a los más vulnerables”. Ahora este escándalo apuntaría a que “hacen lo mismo con las listas de espera del Servicio Murciano de Salud, utilizando como un cortijo propio los recursos del sistema sanitario de todos los ciudadanos y ciudadanas de la Región”.

 

Se da además la circunstancia de que Podemos llevó en abril a la Asamblea Regional una moción con un plan para reducir las listas de espera en la sanidad pública murciana, una iniciativa que fue vetada por Partido Popular y Vox. La portavoz de Podemos ha mostrado su desconcierto ante el hecho de que “mientras levantaba la mano para votar en contra de reducir las listas de espera de todos los ciudadanos y ciudadanas, López Miras personalmente estaba haciendo de mediador para dar cita en quirófano al familiar de García Egea”. Marín ha destacado que, en la Región de Murcia, el tiempo medio de espera para una cirugía vascular es de 123 días, mientras que en este caso “la operación se realizó en menos de una semana”. 

Por último, la diputada de Podemos ha apuntado que “la sociedad murciana debe reaccionar ya” ante lo que considera “un escenario en el que gobierno regional es sinónimo de corrupción”. Marín ha señalado que «a los casos gravísimos de corrupción inmobiliaria y ambiental vividos en la Región de Murcia durante décadas, ahora hay que sumar los escándalos de López Miras», que acumula en pocos meses «acontecimientos tan graves como el caso de las Vacunas VIP, la compra de tránsfugas para mantenerse en el gobierno o la mediación para colar en el quirófano al familiar de un dirigente de su partido«.

“La corrupción nunca sale gratis, y mantener a un corrupto en el poder se puede pagar muy caro. Es necesario que la Región de Murcia asuma cuanto antes un cambio político que ponga fin al gobierno de quienes consideran que nuestra tierra es un cortijo particular” ha finalizado la portavoz.