Podemos lleva a la Asamblea la recuperación de los derechos en el sector de la limpieza - Podemos Región de Murcia

Podemos lleva a la Asamblea la recuperación de los derechos en el sector de la limpieza

El diputado Regional de Podemos, Andrés Pedreño, acompañado de las integrantes del comité de las empresas concesionarias de los servicios de limpieza de la CARM, se ha comprometido a trabajar para que en la próxima Ley de Presupuestos Generales de la Región de Murcia, se contemple una partida suficiente para el servicio de limpieza de la Comunidad Autónoma que permita la recuperación de los derechos laborales perdidos en este sector.

Así, Andrés Pedreño ha explicado que el sector de limpieza en la Región se compone de una plantilla de 1.000 trabajadoras y trabajadores, que desarrollan su labor en  edificios administrativos, centros docentes, residencias y otros espacios. Un dato a tener muy en cuenta, ha subrayado Pedreño, “es que casi el 98% de la plantilla está formada por mujeres lo que pone de manifiesto una vez más el trato desigual y la situación de vulnerabilidad y brecha salarial que atraviesan las trabajadoras en la Región”.

Pedreño ha destacado que la situación de precariedad laboral y ausencia de derechos en el trabajo de este sector “es el fruto del desamparo permitido y continuado, tras las políticas de recortes en este servicio por parte de las empresas concesionarias contratadas por la Comunidad Autónoma”.

Estas trabajadoras y trabajadores, ha explicado Andrés Pedreño, vieron como en 2013 se les redujo la jornada un 23% lo que supuso una reducción de la plantilla y una pérdida de 180 trabajadores. A partir de entonces, la reducción de los salarios fue de un 16,5% “por lo tanto el resultado final, ha sido menos trabajadores, mayor carga laboral y peor salario”.

En este sentido, el diputado regional de Podemos ha anunciado que va a llevar a la Asamblea Regional una iniciativa para que restablecimiento de los derechos laborales perdidos por los trabajadores y trabajadoras del sector limpieza de edificios y locales de la CARM, lo que implica el aumento de los salarios, la jornada y que la empresas concesionarias cumplan con los pliegos de condiciones firmados.