Carmolí

Podemos exige a Miras que cumpla la ley y renaturalice las miles de hectáreas de regadíos ilegales en el entorno del Mar Menor

La portavoz morada, María Marín, asegura que mientras se anuncia “a bombo y platillo” la compra de un espacio natural ya protegido como la Marina del Carmolí, se siguen tolerando “regadíos ilegales intensivos y más contaminación por nitratos a dos pasos del Mar Menor”

El pasado viernes, el Gobierno regional anunció la compra de 310 hectáreas para la renaturalización de la marina del Carmolí, presentándola “a bombo y platillo como la solución a todos los males del Mar Menor”. Para la portavoz de Podemos, María Marín, la adquisición de estos terrenos es “un fraude y una operación de propaganda”, ya que se está “tratando de vender como panacea una medida que supone “renaturalizar unos terrenos que ya forman parte de un espacio natural protegido como son los Espacios abiertos e Islas del Mar Menor”.

 

Marín ha cuestionado las intenciones de López Miras con la compra de los terrenos del Carmolí, ya que para la portavoz morada “es llamativo que mientras se anuncia con grandes titulares esta renaturalización, se sigan tolerando regadíos ilegales intensivos”, que aportan “más contaminación por nitratos a dos pasos del Mar Menor”.

Se trataría por tanto de “una maniobra de distracción a gran escala, la enésima engañifa del PP sobre la mayor laguna salada de Europa”. 

Ante la tolerancia con las prácticas ilegales por parte del Gobierno regional, en particular del consejero de Agricultura y Medio Ambiente, Antonio Luengo, la diputada ha exigido a López Miras que “cumpla la ley de una vez”. Una ley de Recuperación y Protección del Mar Menor que, recuerda la diputada, fue aprobada por el propio Partido Popular, y fija en su artículo 33 que la consejería de Agricultura y Medio Ambiente debe “exigir la restitución a un estado natural de los regadíos ilegales”.

Según fija la ley, los propietarios debían ejecutar esta restitución en un plazo máximo de seis meses, rebajado a sólo tres en el último decreto. Sin embargo, tal y como denuncia la portavoz de Podemos, “lo que estamos viendo es que, pasado más de un año de la aprobación de esta ley, no se ha renaturalizado ni una sola hectárea de regadío ilegal”.

Las hectáreas de “regadío pirata” a las que se refiere Marín se concentran en dos zonas, la cota 120 y los terrenos más próximos a la laguna, entre Playa Paraíso e Islas menores, junto a la playa del Arenal, en el entorno de Los Alcázares y en las inmediaciones del aeropuerto de San Javier. La diputada ha criticado que a día de hoy “se siga permitiendo esto”, cuando todo el mundo “ya conoce el impacto de estas prácticas”, y ha denunciado que supone “un auténtico crimen contra el Mar Menor y sus vecinos y vecinas”.

Por último, Marín ha considerado que el problema de la contaminación del Mar Menor “no se resuelve renaturalizando espacios ya protegidos y poniendo un cartel de la Comunidad Autónoma”.

“Hay que restaurar los terrenos en manos del agronegocio y la especulación inmobiliaria, que es algo que además recoge la ley. La creación del Parque Regional del Mar Menor que Podemos ha llevado a la Asamblea Regional aceleraría y facilitaría este proceso, unificando los espacios ya protegidos y los no protegidos en el entorno de la laguna” ha asegurado la portavoz de Podemos.