protocolo oposiciones

Podemos exige a la Consejería de Educación que aclare las condiciones de seguridad de las multitudinarias oposiciones a secundaria

El Secretario de Organización de Podemos, Ángel Luis Hernández, denuncia que la consejera Esperanza Moreno no ha respondido a las preguntas registradas por Podemos.

 

 

 

Podemos considera muy preocupante el silencio de la Consejería de Educación sobre las condiciones de seguridad en que se celebrarán las oposiciones a secundaria y otros cuerpos el próximo mes de junio, una convocatoria que congregará a más de 12.500 personas y que no cuenta con ningún protocolo público de seguridad, denuncia el Secretario de Organización de la formación morada, Ángel Luis Hernández.

Para aclarar las condiciones de seguridad de estas oposiciones, Podemos registró el pasado 5 de marzo una batería de preguntas que recogen las principales inquietudes de los opositores. Sin embargo, denuncia Hernández, aún no han recibido ninguna respuesta por parte de la Consejería de Educación de Esperanza Moreno, que más de tres semanas después solo ofrece el mutismo como respuesta. 

Podemos exige, entre otras cuestiones, que se aclare qué sucederá en caso de que algún aspirante o miembro de un tribunal sea positivo. También consideran debe haber garantías de que en todo momento se guardan las distancias de seguridad entre los candidatos y que tanto aspirantes como evaluadores deben de disponer de medios de protección adecuados. Hasta que no se resuelvan estas dudas y se haga público un protocolo de seguridad, denuncian desde Podemos, estas oposiciones carecen de cualquier seguridad jurídica.

A esta preocupación se ha añadido también en los últimos días la indignación de cientos de interinos que, asegura Hernández, están siendo llamados para recibir la segunda dosis de la vacuna a pocas horas de su examen. Teniendo en cuenta que entre los efectos secundarios de la administración de la vacuna se encuentran la fiebre y el malestar generalizado, desde Podemos denuncian que se está perjudicando a estos aspirantes, pero también creando una grave inseguridad, ya que estos síntomas son parecidos a los de la enfermedad y podrían conllevar que no se permita al candidato participar en la prueba.  

Desde la formación morada aseguran no entender como se ha planificado así el calendario de vacunación, algo que solo evidencia una nueva chapuza de las Consejerías de Educación y Salud y de un gobierno regional más preocupado del mercadeo de sillones y consejerías que de la gestión.