Mar Menor

Podemos echa en cara al Gobierno regional su complicidad con la Fundación Ingenio para seguir contaminando el Mar Menor

La portavoz morada, María Marín, rechaza la estrategia del Partido Popular de culpar a la Rambla del Albujón como única causa de la degradación de la laguna

El Mar Menor ha vuelto a ser protagonista en el pleno de la Asamblea Regional. Esta mañana, el Partido Popular ha presentado una moción en la que instaba a cortar la aportación de agua a través de este cauce la laguna salada. Una postura que ha sido duramente criticada por la portavoz parlamentaria de Podemos, María Marín, quien ha asegurado que el problema no está en la llegada de agua al Mar Menor, sino en la contaminación en origen que hace que ésta llegue cargada de residuos tóxicos a su desembocadura.

Marín ha recordado que la Rambla del Albujón “lleva ahí dos millones de años, los mismos que el Mar Menor” y que a lo largo de la historia, “ha habido épocas muchísimo más húmedas que la actual y la entrada de agua dulce ha sido una constante, que lejos de degradar el Mar Menor, ha contribuido a la creación de este ecosistema único en el mundo”.

 

La diputada de Podemos ha considerado que el Partido Popular utiliza la rambla del Albujón como “su Yoko Ono particular”, culpándola de todos los problemas y señalándola como la única causa de su degradación”.  La portavoz morada ha pedido al Gobierno regional que “se aclare”, ya que en 2019 culparon a la DANA y a la gota fría, en 2020, “al calor y luego a las golas, comprando el discurso de Vox” y ahora, “en cambio, todo es Albujón”. Marín ha asegurado que la aportación de agua desde la rambla “no tiene nada que ver con que el campo de Cartagena no tenga ningún programa de actuación específico para cumplir la Directiva Europea de nitratos”  o con que “tan sólo se hayan eliminado 200 hectáreas de regadío ilegal de las más de 8.500 identificadas junto al Mar Menor”. También ha recordado que el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, “sigue autorizando pelotazos en La Manga”, como la construcción anunciada de 416 viviendas, lo que añade “presión urbanística a una laguna que no puede más”. 

 

Para desmontar la estrategia del Partido Popular de tratar de culpar a cauces naturales de agua de la contaminación del Mar Menor, la diputada de Podemos repasado la historia de los últimos 40 años, en los que el Mar Menor “se ha degradado con una rapidez vertiginosa”. Marín ha recordado que fue entonces cuando llegaron las multinacionales del agronegocio al campo de Cartagena, “expulsando a la agricultura de toda la vida para implantar un modelo intensivo basado en la precariedad y en el uso masivo de fertilizantes para maximizar la producción”. Un problema del que el Gobierno regional parece no darse por enterado, ya que si reconociesen esta evidencia científica “tendrían que tomar medidas para solucionar el problema en origen y no a final de tubería”, algo que “podría molestar a los que mandan de verdad en la Región de Murcia, sin presentarse a las elecciones”. Estas medidas que harían ganar menos dinero “a los grandes amigos del Consejero Luengo”. Como ejemplo de estas soluciones, Marín ha apuntado a la prohibición total de nitratos en la cuenca vertiente del Mar Menor hasta que no se solucione la situación del Mar Menor, “evitando que continúe recibiendo, como hasta el día de hoy, más de 1.500 toneladas de nitratos cada año vertidas por las multinacionales del agro”. 

La portavoz de Podemos ha considerado que la moción presentada por el Partido Popular “demuestra una vez más al servicio de quién está el Gobierno regional”, señalando al “lobby insaciable de la agroindustria que solo piensa en salvar sus millonarios beneficios” como el verdadero autor intelectual de las “medidas ineficientes y contraproducentes que aplica el Gobierno regional”. Un lobby al que Marín identifica con la Fundación Ingenio, organización a la que ha tildado como “asociación de presuntos delincuentes” investigados por la Justicia por “verter cientos de miles de hectómetros cúbicos de salmueras contaminantes del Mar Menor”.

La diputada de Podemos basa su acusación en la instrucción del Caso Topillo, que apunta a patronos de la Fundación Ingenio, como GS España entre otras, una filial de una multinacional británica “acusada de extraer agua de pozos ilegales y de haber vertido al Mar Menor más de 800.000 metros cúbicos de salmuera”. Además, ha rechazado la estrategia de la Fundación Ingenio de “montar campañas propagandísticas en Bruselas” para culpar a las bacterias fecales de la muerte de peces en la laguna, algo que muestra cómo “con tal de salvarse ellos, están dispuestos a cargarse la imagen de la Región de Murcia”. 

Marín ha asegurado que desde Podemos están convencidos de que los pequeños agricultores no son los responsables de la situación del Mar Menor, por mucho que el Partido Popular intente enfrentar a la formación morada con los pequeños propietarios, a los que considera “los primeros interesados en que se recupere una laguna que los ha visto nacer y crecer y que está siendo destruida por las mismas multinacionales que han arruinado sus negocios y su forma de vida”. “La lucha por salvar el Mar Menor es una lucha del pueblo de la Región de Murcia frente a un puñado de grandes empresas que solo buscan obtener el máximo beneficio”, ha sostenido Marín, antes de vaticinar que estas mismas multinacionales “después se irán a otra parte dejando un terreno inservible para la agricultura y un paraje natural único completamente destrozado y sin posibilidad de recuperación”. 

La portavoz de Podemos ha exigido al Gobierno regional que obligue “de una vez” a las multinacionales que han contaminado el Mar Menor “a pagar por su responsabilidad medioambiental, tal y como la Fiscalía les ha requerido en más de una ocasión”, en lugar de continuar apoyando cada uno de sus planteamientos y reuniéndose con presuntos delincuentes para recibir el dictado de las leyes ambientales de la Región. Marín ha roto desde la tribuna una de las cientos de fotografías que existen de López Miras y sus consejeros con los principales patronos de esta organización. Además, ha propuesto que el Ejecutivo autonómico deje de financiar a la Fundación Ingenio con dinero público y destine esos fondos a “ayudar a los pequeños y medianos agricultores a transitar hacia un modelo 100% sostenible”.

 

Por último, Marín ha mostrado su apoyo a “un pueblo que se ha rebelado para salvar el Mar Menor” y que se ha movilizado como nunca para exigir y aportar las soluciones que no pone en marcha el Partido Popular, como la ILP para declarar la personalidad jurídica del Mar Menor. Además, ha recordado que en septiembre llegará a la Cámara autonómica la proposición de ley de Podemos, que goza de una amplio apoyo de la ciudadanía y de los movimientos sociales para crear el Parque Regional, dando al Gobierno regional y al PSOE “una nueva oportunidad de retratarse” y de “demostrar al pueblo si están dispuestos a proteger de forma definitiva este ecosistema o si, por el contrario, votarán una vez más en contra del Mar Menor”.