vuelta al cole caótica

Podemos denuncia una vuelta al cole caótica

El secretario de Organización, Ángel Luis Hernández, considera “una vergüenza que la consejera negacionista hable de quitar aulas y cerrar centros” mientras los alumnos y alumnas están “apiñados, sin poder guardar la mínima distancia de seguridad”

Esta mañana han abierto las puertas los centros escolares de infantil y primaria en 21 municipios de la Región de Murcia. Un curso que comienza con polémica debido a la falta de medidas sanitarias y protocolos por parte de la Consejería de Educación.

Para el secretario regional de Organización de Podemos, Ángel Luis Hernández, la purga que se ha llevado a cabo con los 1.500 docentes de refuerzo covid contratados el año pasado “ha tenido graves consecuencias, como ya veníamos avisando desde Podemos y desde las asociaciones y sindicatos de enseñanza”.

Según ha relatado Hernández, hasta Podemos están llegando numerosos testimonios de docentes, padres y madres que denuncian el incumplimiento de los protocolos sanitarios en la vuelta al cole, lo que confirma “los peores pronósticos de la comunidad educativa”, que ya advertía “desde hace meses” que “sin personal de refuerzo, es imposible guardar las distancias de seguridad y evitar aglomeraciones”.

La imagen en la mayoría de centros escolares que han abierto hoy sus puertas ha sido la de niños y niñas apiñados en las aulas y caos y desconcierto entre los progenitores a la hora de la entrada. Por si esto fuera poco, minutos antes se ha vivido otra situación indignante en las paradas de autobús, donde muchas familias se han encontrado con que el servicio de transporte escolar está suspendido, algo que la Consejería “notificó anoche a última hora a los padres y madres, haciendo a muchos de ellos tener que pedir permiso en el trabajo o buscar a un familiar que pudiese llevar a clase a sus hijos e hijas”.

 

Para Hernández, esta es “una nueva prueba de la incompetencia de una consejera que no hace su trabajo, que no tiene experiencia ni capacidad de gestión y que además ha decidido hacer una política basada en sus desvaríos negacionistas y ultraderechistas, en lugar de atender a las necesidades reales de la educación regional”.

El secretario de organización de Podemos ha recordado que el curso pasado “los refuerzos Covid se encargaban de gestionar la entrada al centro”, mientras que  ahora “los maestros y maestras tienen que multiplicarse para atender a los niños y niñas que llegan y a los que ya tienen en clase”. Pese al esfuerzo, “en algunos casos ha sido imposible evitar amontonamientos”.

Hernández ha asegurado que está siendo “imposible guardar la distancia de seguridad mínima de 1,2 metros”. Una distancia que “ya es inferior a la recomendada por el Ministerio de Educación, que es de 1,5 metros”. Sin embargo, en la Región de Murcia “hay aulas con más de 30 niños en clase de muy pocos metros cuadrados”.

Por último, el secretario de Organización de Podemos ha considerado “una vergüenza” que la Consejera de Educación, Mabel Campuzano, “conocida ya en toda España por ser una consejera negacionista, que anuncia desde la tribuna parlamentaria su intención de no vacunarse, hable de quitar aulas y cerrar centros mientras vemos a nuestros escolares hacinados en aulas con un tamaño insuficiente y sin poder guardar la mínima distancia de seguridad”.

Desde Podemos insisten en reducir las ratios como una de las soluciones a poner en marcha para evitar un nuevo brote en las aulas murcianas. “Es una necesidad urgente, no sólo en el contexto actual de pandemia, sino como condición necesaria para mejorar la calidad educativa” ha señalado Hernández.