transporte público

Podemos denuncia la “desastrosa gestión” de la transferencia de los autobuses de pedanías de la Comunidad Autónoma al Ayuntamiento de Murcia

Rafael Esteban, diputado autonómico de la formación, considera “lamentable” que el diseño de transporte público “implique que todas las líneas pasan por el centro de Murcia”, causando que “ir de cualquier sitio de la zona sur a la norte o del este al oeste, sea un auténtico caos, asumiendo trasbordos y haciendo el trayecto hasta cinco veces más duradero que en transporte privado”

Sesenta o setenta minutos en recorrer el trayecto que va desde Beniaján hasta el Cabezo de Torres. Esa es la duración media de un recorrido en autobús, que implica además hacer un trasbordo en Murcia capital para llegar de una pedanía a otra. Así lo ha denunciado el diputado autonómico de Podemos Rafael Esteban, quien se ha pronunciado sobre la caótica y desastrosa gestión de la transferencia de los autobuses de pedanías, hasta ahora dependientes de la Comunidad Autónoma al Ayuntamiento de Murcia.

 

Esteban ha considerado que la red de transporte público de Murcia presenta “problemas estructurales”, como la radialidad –que implica casos como el de la conexión entre Beniaján y el Cabezo de Torres, por ejemplo- o la “casi supresión durante la pandemia”. Estos problemas convierten al servicio de autobuses urbanos en “incapaz de captar los flujos que eviten que los usuarios y usuarias elijan el transporte privado en lugar del público”. 

Por otra parte, el diputado ha considerado “increíble” que en menos de un mes “se vayan a transferir todas las líneas de autobuses de pedanías y se haga con cero euros y sin un panorama claro respecto al futuro del transporte público en autobús en la Región de Murcia”. Esteban ha apostado por “empezar a construir una alternativa de un transporte que acabe con el modelo radial y sea, además, sostenible ambientalmente, para lo que se hace imprescindible “cambiar radicalmente la forma de funcionar del transporte público”. 

Frente a este modelo radial e ineficaz, Podemos ha planteado varias ideas que darían solución a los problemas de la conexión entre los diferentes barrios y pedanías del municipio. Una de ellas es la intermodalidad, es decir conectar los distintos medios de transporte que confluyen en el municipio y en el conjunto de la región, como las estaciones de tren, la de tranvías y la de autobús, “haciendo más sencillos los trasbordos a los ciudadanos y ciudadanas, en caso de ser necesario”.

A esto, habría que unir la creación de un bono único que abarate el coste y facilite el acceso al transporte público a los usuarios habituales, algo que contribuiría “en una gran medida a incentivar a coger el transporte público y no el transporte privado”, el coche, “el vehículo que inunda luego de tráfico en esta ciudad”. 

Por último, Esteban ha añadido que además de suponer “la descongestión del tráfico en la capital y conectar los diferentes núcleos urbanos”, el fomento de transporte público “contribuye a reducir la huella de carbono que supone la sobreexplotación del transporte privado”.

El diputado de Podemos ha asegurado que con una correcta política y gestión del transporte público, se podrían reducir las tasas de contaminación hasta en un 50 por ciento, “no solamente reduciendo el transporte privado e incentivando el público, sino convirtiendo el público también en un progresivamente en un transporte sostenible a base de híbridos y de eléctricos”. “Eso ya concurre con el tranvía, eso ya va a pasar con la red de cercanías. Y necesitamos que ocurra también con la renovación de nuestra flota de autobuses”, ha concluido Esteban.