Podemos acusa a López Miras y Serrano de dejar tirados a 40 conductores de Latbus no subrogados por las nuevas concesionarias  

La portavoz en la Asamblea Regional, María Marín, se solidariza con los trabajadores (conductores) despedidos a las puertas de la Asamblea y señala que “ni el gobierno regional ni la nueva corporación del Ayuntamiento de Murcia han cumplido su palabra de mantener todos los puestos de trabajo”

Hasta 40 conductores de Latbus no han sido subrogados por las nuevas concesionarias del transporte tras el cambio de empresas y horarios del pasado 3 de diciembre. En la mañana de hoy tanto los trabajadores como sus representantes sindicales han trasladado su indignación a las puertas de la Asamblea de Murcia, donde el consejero de Fomento Díez de Revenga comparece para explicar las partidas de su presupuesto.

María Marín, portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, ha acompañado en su protesta a los trabajadores despedidos y se ha solidarizado con ellos. Al mismo tiempo, ha expresado su indignación por lo que considera un engaño de los responsables políticos regionales y municipales: “ni el gobierno regional ni la nueva corporación del Ayuntamiento de Murcia han cumplido su palabra de mantener todos los puestos de trabajo. López Miras y Serrano han dejado tiradas a más de 40 familias y ahora se dedican a pasarse la pelota en lugar de buscar una solución para todos”.

Desde la formación morada tienen clara la causa de este recorte en la plantilla. “Es evidente que los horarios y las líneas se han reducido. Seguimos recibiendo quejas de usuarios que han tenido que esperar su autobús más de dos horas. Evidentemente, cualquier recorte de los servicios conlleva un recorte de conductores”.

Podemos solicitó el pasado 4 de diciembre la comparecencia urgente de Díez de Revenga para dar explicaciones sobre “el fiasco absoluto de las nuevas rutas de transporte”. Sin embargo, denuncia Marín, “el consejero sigue escondido una semana después y solo ha venido a la Asamblea a explicar sus presupuestos, cuando ya debería haber pasado por aquí para rendir cuentas y pedir perdón por su gestión chapucera”.

Frente a esta situación, Marín ha subrayado que “Podemos intentará mejorar en los presupuestos regionales de 2022 la dotación económica del transporte público con una batería de enmiendas”. Sin embargo, también asegura que, ante lo que califica de “rodillo tránsfuga en la Asamblea”, lo importante es “la movilización de la gente y la unidad de las personas usuarias y de los conductores en defensa de un derecho tan esencial como la movilidad”.