Piratas del Mar Menor - Podemos Región de Murcia
montaje de piratas del caribe a piratas del mar menor

Piratas del Mar Menor

María Giménez, diputada regional de Podemos

Escrito por María Giménez, diputada de Podemos en la Asamblea Regional

El Mar Menor terminó de conformarse hace unos dos mil años, cuando los sedimentos procedentes del Segura y del Campo de Cartagena fueron colmatando la bahía. Dos mil años de convivencia entre un paisaje único y sus pobladores que ha sufrido tres momentos críticos. El primero, cuando Felipe II mandó talar todo el bosque de sabinas, enebros y pinos para combatir el ocultamiento de los piratas berberiscos, exponiéndolo a la desertización. El segundo momento crítico se produjo cuando en 1960 otro tipo de piratas, de esa especie que se oculta a medio camino entre los despachos del poder y los de las grandes constructoras, urbanizaron la mayor parte de su suelo, ensanchando el canal de Estacio y haciendo desaparecer no solo parte de la fauna autóctona, sino la mayor parte de su riqueza natural.

El tercer momento crítico lo estamos viviendo ahora, cuando, insatisfechos con la liquidación de su vegetación y la depredación de su suelo, los piratas de tercera generación, esos que acechan entre los caminos del Campo de Cartagena, los restos de las cajas de ahorro y los pasillos del palacio de San Esteban, lograron suspender el Plan de Ordenación de Recursos Naturales de los Espacios Abiertos del Mar Menor para, mientras que probaban a enriquecerse en Novo Carthago, no verse obligados a limitar el vertido de nitratos en la rambla del Albujón, no controlar las filtraciones de residuos urbanos y castigar la mala gestión de los gobiernos municipales del PP. Ninguna administración ni local ni regional ni estatal se ha tomado el Mar Menor en serio hasta que se ha colapsado el equilibrio de sus aguas y lo han convertido en esta sopa verde y marrón que a todos disgusta. Solo los colectivos medioambientales como Ecologistas en Acción, Greenpeace y ANSE, los vecinos y vecinas de las zonas y agentes de la sociedad civil agrupados en torno a la Plataforma Pacto por el Mar Menor se han preocupado.

Han sido décadas de bloqueo las que han llevado al Mar Menor al colapso, convertido en un sumidero de dejaciones, desidia y desgobierno. Más allá del marketing institucional, los capuzones de PAS y los golpes de pecho de Martínez-Cachá, hay que tomar decisiones: hay que frenar las roturaciones ilegales en la zona de las Matildes y en La Unión; hay que sancionar los regadíos ilegales y prohibir las desalobradoras ilegales poniendo freno a los vertidos; hay que aprobar un Plan de Sostenibilidad Ambiental del Regadío Intensivo del Campo de Cartagena, regulando y controlando los pozos que filtran al mar, así como sustituir por otras más sostenibles las infraestructuras turísticas que condicionan los flujos marinos, incluidos los puertos deportivos. A pesar de esta triste herencia, el Mar Menor es uno de los parajes más valiosos del Mediterráneo. De su cuidado, su protección y conservación depende no solo su salud ambiental sino también el desarrollo económico de la zona y nuestra competitividad como Región. Es preciso seguir insistiendo en salvaguardar esta joya natural que pertenece a todos los murcianos y murcianas, cuya singularidad única lo ha hecho merecedor de múltiples figuras de protección regionales, estatales e internacionales. Desde Podemos confiamos en su recuperación, pero para ello hay que desterrar de manera definitiva a los piratas saqueadores de nuestro patrimonio natural y en ello pondremos todo nuestro empeño.

Artículo publicado originalmente el 11/08/2016 en LaVerdad

Puedes descargarte este artículo en versión pdf aquí.