lgtbi

Marín lleva al Pleno de la Asamblea Regional la bandera del arcoíris ante el intento de Vox de prohibir su presencia en las instituciones

La portavoz morada recuerda que la Ley regional determina que “los poderes públicos conmemorarán cada 17 de mayo el Día Internacional contra la LGBTIfobia” e “instalarán la bandera del arcoíris en la Asamblea Regional y en la sede de Presidencia”

El Grupo Parlamentario Vox ha tratado de implantar en la Región de Murcia una legislación LGBTIfóbica similar a la que ya tienen países como Rusia, Hungría o Polonia, en la que se persigue cualquier tipo de reconocimiento del respeto a la diversidad sexual. Amparándose en una supuesta “neutralidad ideológica de las instituciones”, la ultraderecha ha llevado al pleno de la Asamblea Regional una moción para crear un canal de delatores que puedan denunciar a las instituciones que promuevan medidas de igualdad, estableciendo además sanciones para aquellas administraciones que las lleven a cabo. 

Ante el texto defendido por los diputados LGTBIfóbicos, Podemos ha presentado una enmienda a la totalidad en el que ese canal de delatores contra el respeto a la diversidad, pasaría a ser justo lo contrario: un servicio público para denunciar la LGTBIfobia o el machismo, aunque el PP ha sumado sus votos a los de la ultraderecha para evitar que prosperase.

 

La portavoz de la formación, María Marín, quien ha desplegado la bandera del arcoíris en el atril durante su intervención, ha considerado que defender la neutralidad ideológica “es algo muy distinto a lo que pretende Vox”, ya que desde Podemos entienden que esta neutralidad consiste en “defender el debido respeto y la vigilancia activa del cumplimiento de los derechos fundamentales establecidos en la Constitución española”.

Además, ha señalado que los derechos LGTBI están recogidos en los principios y derechos que aparecen en la Ley 8/2016 de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales, una ley que fue aprobada en 2016 por unanimidad en la Asamblea Regional y que establece literalmente que “las personas deben ser tratadas de acuerdo con su identidad de género manifestada”, y determina que “los poderes públicos conmemorarán cada 17 de mayo el día internacional contra la homofobia” e “instalarán la bandera LGTBI en la sede de la Asamblea Regional y en la sede de Presidencia”.  

 

Marín ha defendido que al izar la bandera de la diversidad las instituciones están obedeciendo “un mandato de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas de esta Región”, mientras que quienes difunden mensajes de odio contra las personas LGTBI “son enemigos del mismo modo de todos y cada uno de los ciudadanos de esta Región”. La diputada ha señalado la verdadera neutralidad consiste en que el Estado “tiene derecho a defenderse de aquellos que atacan sus valores fundamentales”, tal y como hace la ultraderecha cuando ataca el respeto y el fomento de la lucha contra la discriminación hacia las personas LGBTI. Además, Marín ha considerado que la bandera del arcoíris “a diferencia de otras, no está enfrentada ni sustituye a ninguna otra”, sino que “es complementaria con la bandera de la Región de Murcia, con la bandera de España, con las banderas negras de luto por el Mar Menor y hasta con la bandera de un equipo de fútbol”.

La diputada morada ha recordado que simboliza “un mensaje de paz, amor y respeto a la diversidad”, es decir “vive y deja vivir” y que en ella se ven representadas y visibilizadas decenas de miles de personas de la Región de Murcia. “Vivimos en una Región respetuosa y abierta, y es un orgullo que la bandera del arcoíris ondee en la sede de la soberanía popular”, ha considerado la portavoz de Podemos. 

Por otra parte, Marín ha destacado que el derecho a la igualdad y la no discriminación por razón de sexo o género “forman parte de los derechos fundamentales que recoge nuestra Constitución y nuestra propia legislación autonómica”. La diputada ha considerado que la bandera del arcoíris no es ideológica y ha reprochado a Liarte que vea ideología en el respeto a todos los ciudadanos y ciudadanos independientemente de su orientación sexual o identidad de género, pero no considere una falta de neutralidad “regalar rosarios a los escolares como hizo el pedáneo de Vox en Guadalupe” o las subvenciones para la caza y a las escuelas de tauromaquia en las que participan menores. “¿Cuál es su criterio para distinguir entre lo ideológico y lo no ideológico?”, ha cuestionado Marín al portavoz de Vox, respondiéndose a sí misma que “lo que a la ultraderecha les gusta es neutro y está libre de sospechas”, mientras que “ideológico es sólo lo que les causa aversión”. 

Por último, la portavoz morada ha invitado públicamente a los diputados Liarte, Carrera y “muy especialmente a la señora Campuzano”, les invito a que se suban a la carroza de Podemos del Día del Orgullo el próximo 18 de junio en Murcia. “Si son capaces de dejar a un lado sus prejuicios se lo van a pasar muy bien”, ha recomendado Marín.