María Marín: “La gestión del inicio del curso escolar ha sido una auténtica chapuza”

La Marea Verde comparece en la comisión de reactivación tras el inicio de «un curso caótico con medidas esperpénticas que no sirven para garantizar la seguridad sanitaria de docentes, alumnado, ni familias”

Esta mañana ha comparecido en la Comisión de Reactivación tras la pandemia del Coronavirus la portavoz de la Marea Verde por la Educación, Francisca López. En su comparecencia, López ha detallado las  carencias que tiene la educación pública de la Región de Murcia, así como las deficiencias que se están dando en los centros durante este inicio del curso 2020/2021. La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, ha mostrado su apoyo a las principales reivindicaciones de la Marea Verde, y ha recordado que ya en junio, su Grupo Parlamentario empezó a preguntar por “una vuelta al cole para la que era fundamental estar bien preparados”. Marín ha mostrado su indignación ya que, a pesar de que desde el mes de marzo todo el mundo sabía que este curso no iba a iniciarse en condiciones de normalidad, la consejera Esperanza Moreno no escuchó ni a la oposición, ni a nadie en la comunidad educativa, y esperó hasta finales de agosto para presentar un plan “improvisado, plagado de ocurrencias y que no atiende a ningún criterio sanitario conocido”. La portavoz de Podemos ha señalado como “un esperpento” que la piedra angular sobre la que descansa todo este supuesto plan consista en “despedir a parte del alumnado en lugar de contratar a más profesorado” en referencia a la medida de hacer a los alumnos y alumnas turnarse para faltar a clase varios días a la semana.

Marín ha asegurado que el diseño de vuelta a las aulas planteado por la consejería de Educación, además de “no garantizar el derecho constitucional a la educación al restar a los menores un 20% de sus clases legítimas”, no está siendo seguro en términos sanitarios “como demuestra el hecho de que más de 150 docentes y más de 1.600 niños y niñas de 120 centros diferentes de la Región de Murcia estén en estos momentos confinados”. Para la portavoz de Podemos, estos datos por sí solos ya demostrarían que “la planificación ha fallado” y que “la gestión del inicio de curso ha sido una auténtica chapuza”.

En cuanto a las políticas de conciliación familiar, Marín ha reclamado que “se pongan en marcha cuanto antes políticas reales”, ya que “no hay noticias ni siquiera de la ridículamente insuficiente ayuda de 500 euros anuales, anunciada por el gobierno regional”. Para la diputada, “el gobierno de López Miras no tiene ninguna voluntad de hacer políticas de conciliación, y se convierte así en un privilegio de quienes pueden pagarla de su bolsillo, algo que no está en manos de la mayoría de familias trabajadoras”.

La portavoz de Podemos ha destacado que desde la consejería de educación no se ha atendido ni una sola de las propuestas de la Marea Verde para el inicio de curso. Estas medidas hubiesen servido, en su opinión, para “haber contribuido a una vuelta al cole más ordenada y segura”. Marín ha asegurado no entender “cómo es posible que medidas que son de sentido común no hayan sido puestas en marcha por la propia consejera de Educación”, ya que las demandas de la Marea Verde consistían en “habilitar espacios públicos para dar clase, establecer turnos de mañana y tarde para garantizar la presencialidad y la seguridad sanitaria, y contratar el personal necesario para desdoblar turnos y reducir la ratio a un máximo de 15 personas por clase”.

Por último, la portavoz de Podemos ha recordado que la Marea Verde viene denunciando desde hace años las agresiones contra la educación pública, algo que “no es nuevo ni tiene nada que ver con la pandemia”, sino que es “parte de la propia agenda neoliberal y privatizadora a la que responde el proyecto político de los partidos del Gobierno Regional”. Marín ha asegurado que los “antecedentes antes de la pandemia ya eran lamentables”, en un escenario en el que más de 3300 docentes “se habían quedado por el camino desde 2012 en nuestra región, dejando la educación pública en condiciones de gran precariedad”. Frente a este dato, ha señalado que “la crisis también constituía una oportunidad en este sentido para recuperar parte de los perdido mediante los fondos estatales destinados a la Región de Murcia”, de los que 74 millones correspondían a Educación. Sin embargo, el Gobierno Regional ha decidido “no invertir esos fondos en la educación pública” y está operando con una “absoluta falta de transparencia, sin que nadie sepa a dónde está yendo a parar esa enorme cantidad de dinero”.

Comparecencia de la Marea Merde