María Marín: “El rodillo de PP, Ciudadanos y Vox convierte la Comisión de Reactivación en un paripé”

Podemos presenta en esta comisión un plan alternativo basado en el apoyo a trabajadores, autónomos y pequeñas y medianas empresas, frente al “modelo fracasado del ladrillo, el pelotazo y el enriquecimiento rápido de unos pocos” fomentado por el Gobierno Regional

Esta mañana, la Asamblea Regional ha constituido la Comisión Especial de estudio sobre el Plan de Reactivación Económica y Social y de Evaluación del Impacto del Coronavirus en la Región de Murcia. La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, ha lamentado que este órgano no vaya a ser una herramienta útil pese a su “rimbombante nombre”, dado que tanto la presidencia y la secretaría, así como el plan de trabajo, han sido impuestos por “el rodillo del Gobierno Regional y sus socios de la extrema derecha”, como viene siendo habitual en la cámara autonómica “sin dialogar ni consensuar nada con la oposición parlamentaria”. Marín ha denunciado que con este “control  absoluto”, el ejecutivo autonómico “busca controlar el único foro en el que se permite a la oposición aportar propuestas y evaluar los planes de reactivación para la Región de Murcia”. Por el contrario, en su opinión, esta comisión sólo servirá para “echarse otra foto”, en lugar de “para aportar ideas y recoger las propuestas de los expertos en las diferentes materias”.

La portavoz de Podemos ha recordado que, hasta ahora, “los planes de reactivación de la economía por parte del gobierno de López Miras pueden resumirse en una palabra: pelotazo”, ya que “la única hoja de ruta que ha presentado es aprovechar esta pandemia y la crisis económica para quitarse de en medio todos los controles ambientales y jurídicos y volver al modelo fracasado del ladrillo”. Marín ha señalado como prueba de este intento por regresar  a la economía basada en los pelotazos urbanísticos el hecho de que, mientras que no se ha aprobado “ni una ayuda propia para trabajadores afectados por los ERTE o para las pequeñas y medianas empresas”, el Gobierno Regional ha modificado vía decreto la Ley del Suelo, la Ley de Puertos y la Ley de Protección Ambiental Integrada para “satisfacer los intereses de los señores del ladrillo”.

Frente a este modelo, Podemos ha presentado en la Comisión un plan alternativo basado en la movilización de fondos propios por parte de la Región de Murcia, “tal y como están haciendo todos otras comunidades autónomas”. Marín ha defendido un modelo en el que se afronte la pandemia y sus efectos con “medidas realistas, que favorezcan la creación de tejido productivo y den cobertura a los trabajadores y trabajadoras, así como a la economía real, conformada en su mayoría por autónomos y pequeñas empresas”, en lugar de “aprovechar la crisis para tratar de volver al modelo fracasado del ladrillo, el pelotazo y el enriquecimiento rápido de unos pocos”. Un modelo que además, según la portavoz de Podemos, “suele ir de la mano de la corrupción urbanística”.

El plan de trabajo defendido por Podemos recoge además una clara apuesta por la protección del medioambiente, algo “innegociable y perfectamente compatible con la reactivación económica, a pesar de lo que nos quiere hacer creer el Gobierno Regional”. Marín ha detallado que su propuesta es la de “una economía basada en la sostenibilidad, la innovación y las energías alternativas”. De esta forma, para la diputada, “podremos salir de esta crisis anticipándonos a la próxima, que será sin duda la crisis climática, cuyos efectos ya estamos notando”. Por ello, Podemos trasladará a la comisión ideas para “una transición hacia un modelo económico más sostenible, gracias a una reindustrialización verde”. Marín ha concluido su intervención apostando por “recuperar el tejido industrial de la Región de Murcia”, como el textil o el mueble”, en lugar de “seguir importándolos de otros países”, y  hacerlo sobre la base de “energías limpias, que creen una economía de futuro, sostenible y con empleo de calidad”.