María Marín: “El Gobierno Regional ha incumplido sistemáticamente todos los puntos del Plan de Respuesta Temprana contra el Coronavirus”

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional denuncia que la Comunidad Autónoma en su lucha contra el coronavirus “es la que cuenta con menos rastreadores por habitante, la segunda que menos pruebas PCR ha realizado y ha cerrado un 40% de los centros sanitarios durante el verano”

Esta mañana ha tenido lugar en la Asamblea Regional la comparecencia del consejero de Salud, Manuel Villegas, para explicar la gestión realizada durante los meses de verano para hacer frente a la pandemia de la covid-19 en la Región de Murcia. La portavoz de Podemos en la cámara autonómica, María Marín, ha reprochado al Gobierno Regional el “incumplimiento sistemático de todos los puntos recogidos en el Plan de Respuesta Temprana en un Escenario de Control de la Pandemia por Covid-19. En primer lugar, el ejecutivo de López Miras es “responsable de no haber contratado durante el verano a rastreadores que puedan garantizar la vigilancia de los casos positivos o sospechosos de coronavirus”, a pesar de que durante los últimos meses “se ha venido anunciando en prensa una y otra vez la incorporación de 25 personas para cumplir esta función”. En concreto, la Región de Murcia ha contado durante los meses de verano con 45 rastreadores, es decir, tres cada cien mil habitantes, lo que supone 10 veces menos de lo recomendado por la Universidad John Hopkins, que marca en 30 rastreadores cada cien mil habitantes para poder llevar un control con las mínimas garantías. La portavoz de Podemos ha asegurado que “cada rastreador no contratado equivale a decenas de casos sin diagnosticar”, siendo además muchos de ellos asintomáticos “que han seguido transmitiendo el virus sin saber que eran portadores ante los brazos caídos de este gobierno regional”.

Además, Marín ha exigido a López Miras que deje de mentir con el número de rastreadores, y le ha recordado que incluso desde las asociaciones de profesionales sanitarios está denunciando que la consejería de Salud “incluye en su cifra de rastreadores 170 profesionales de Atención Primaria que tienen que compaginar sus consultas con el seguimiento de los pacientes que guardan cuarentena en casa”, una labor que “evidentemente requiere de una dedicación exclusiva para poder hacerse con garantías”. La portavoz ha reprochado a Villegas que “si descontamos los trucos para inflar el número real de rastreadores, la realidad con la que nos encontramos es que tenemos siete veces menos rastreadores que la Comunidad Valenciana, o diez veces menos que Extremadura, siendo la Comunidad Autónoma con menos rastreadores de toda España”.

En cuanto al número de pruebas de laboratorio realizadas, Marín ha denunciado que la Región de Murcia “es la segunda con menos pruebas PCR, sólo detrás de Andalucía”. En concreto, en la comunidad autónoma se realizan 83,22 test por cada mil habitantes, frente a la media estatal de 124,2. Además, la diputada de Podemos ha destacado que la falta de contratación de técnicos de laboratorio y la falta de reactivos “ha hecho que el tiempo de espera de los resultados de las pruebas PCR lleguen a alcanzar los cinco días, según los propios técnicos de laboratorio”. Esta situación, tal y como ha apuntado Marín, ha llevado a que “mientras que el País Vasco o Galicia detectan entre un 70 y un 85%, Murcia y Madrid son las únicas comunidades que no llegan ni siquiera al 25%”, lo que “no significa que estemos más sanos, sino que el resto de asintomáticos se nos está escapando y están transmitiendo el virus”.

Por otra parte, la portavoz de Podemos ha recordado que el Gobierno Regional ha mantenido 70 consultorios de Atención Primaria cerrados durante el verano, el 40% de los 172 con los que cuenta la Región. Marín ha reprochado a López Miras que haya dejado tirada a media Región” y ha señalado los consultorios de Cartagena Oeste, las pedanías de Lorca, Caravaca o Moratalla, además de todos los de la huerta de Murcia,  zonas son áreas rurales, con una población más envejecida, especialmente vulnerable y con dificultades para desplazarse, hayan cerrado sus puertas “en el momento en el que se empezaban a despuntar los rebrotes”.

Por último, Marín ha exigido a López Miras que abandone el “delirio negacionista” que le impide “reconocer y enfrentarse a los problemas hasta que terminan por estallar”, en “una manía persecutoria recurrente, que les lleva a culpar de todo al gobierno central”. La portavoz ha concluido su intervención resumiendo la gestión de la pandemia en la Región como “completamente irresponsable, que no cuenta con más rastreadores, ni más test, ni más camas de UCI”, que ha causado además el colapso del 112, y que ha optado por un cerrojazo a la atención primaria y una gestión absolutamente temeraria de los rebrotes más importantes, violando las normas más elementales de seguridad laboral. El virus no venía en avión ni en patera. El virus lo tenemos instalado en San Esteban”.