lista vacunados

María Marín denuncia que las trabas para ver la lista de vacunados violan el derecho fundamental de acceso a la información

La portavoz regional de Podemos acusa al gobierno regional de alejarse de la normalidad democrática para proteger al señor X y los altos cargos vacunados.

Podemos considera ilegales las trabas con las que se encontró este viernes al acudir a la Consejería de Salud para consultar la lista de vacunados y apunta a un misterioso señor X.

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, había pedido textualmente la relación de cargos públicos de la CARM y de los Ayuntamientos de la Región vacunados contra la Covid-19, según consta en la solicitud registrada en la Cámara. Sin embargo, lo que recibimos fue un listado censurado con más de 52.000 vacunados, en el que no figuraba ningún nombre y en el que incluso el buscador estaba bloqueado. 

Solo después de insistir durante más de una hora, nos dieron otra lista donde figuran altos cargos de Salud que ya sabíamos que estaban vacunados. Sin embargo, no había ningún rastro de los cargos de Política Social cuya vacunación trascendió el sábado, lo que para la diputada demuestra sin lugar a dudas que nos han engañado. ¿Cuántos más faltan?, se pregunta la diputada. ¿Por qué tantas trabas si no tienen nada que esconder? ¿A quién se está protegiendo?”.

A ello se une la curiosa advertencia de los funcionarios de Salud, que reconocieron que en ese listado no aparecía ningún dato sobre la vacunación de una persona, que había solicitado expresamente que su vacunación no figurara esgrimiendo la protección de datos. ¿Quién es ese señor X y qué poder tiene? Vamos a exigir conocer su nombre y el del resto de altos cargos vacunados. Nadie puede estar por encima de la ley.

Para la formación morada la actuación del gobierno regional viola no solo el Reglamento de la Asamblea, sino un derecho fundamental como es el derecho de acceso a la información, recogido en el artículo 19 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

La propia ley de Transparencia de la Comunidad Autónoma, aprobada en diciembre de 2014, recoge como uno de sus principios generales el principio de transparencia pública y exige que en su aplicación la interpretación prioritaria siempre será favorable al acceso a la información, debiendo aplicarse de modo restrictivo las causas de denegación del acceso. 

A diferencia de lo ocurrido en Murcia, María Marín señala el ejemplo de Ceuta, donde también gobierna el PP y se vacunó de forma fraudulenta el Consejero de Sanidad, Javier Guerrero. Mientras en la ciudad autónoma la Consejería ha permitido a los diputados de todos los grupos consultar desde el pasado 3 de febrero la lista de todos los vacunados con nombre y apellidos, en la Región de Murcia se ponen trabas y se violan derechos fundamentales. López Miras y su gobierno nos alejan cada día más de la normalidad democrática para proteger a los indecentes que se han vacunado de forma fraudulenta, al señor X y los altos cargos que siguen en la sombra.

Podemos planteará ahora una queja formal ante la Mesa de la Asamblea, denunciando el oscurantismo de la Consejería de Salud y no descarta acciones legales para llegar hasta el final.