Los métodos anticonceptivos no son un lujo, es una cuestión de derechos humanos

La diputada regional de Podemos ha puesto de manifiesto ante el Consejero de Salud que “faltan políticas efectivas de educación sexual y los recortes en la sanidad pública están teniendo efectos evidentes en la salud sexual y en los embarazos no deseados así como el tratamiento de las ETS que sigue siendo mucho más caro para las arcas públicas que las políticas de información y prevención que tuvieron impactos positivos hace años”.

La diputada Regional de Podemos, ha explicado que la Comunidad de Murcia es un de las que mayor tasa de abortos del país registra, así según los  últimos datos publicados (2016) se produjeron 3.374 abortos.

Por lo que García Navarro ha señalado como “altamente preocupante, es que número de abortos ha crecido especialmente entre las adolescentes: 391 menores de 19 años se sometieron a una intervención de este tipo, un 3,58% más que en el año anterior mientras que en el resto de España, los abortos entre las menores de 19 años ha bajado un 2.31%”.

En este sentido, García Navarro ha acusado al Consejero de Salud, de “no haberse preocupado en la divulgación del al acceso a los métodos de planificación y prevención garantizándolos” También ha subrayado que “La Consejería de Salud de la Región de Murcia ha llevado a cabo una política sanitaria de mínimos desoyendo las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud que ha recomendado a España que se prescriba la píldora del día después en los centros públicos de salud y no tengan que verse obligadas las mujeres a asumir una compra que roza los 20 euros en la farmacia”.

Con respecto al Programa Integral de Atención a la Mujer, M. Ángeles García Navarro, ha manifestado que “no se ha llegado a desarrollar, esta línea de actuación no ha tenido presupuesto, y no se ha hecho un seguimiento ni evaluación de su cumplimiento. Además, la atención a la anticoncepción no es homogénea en todas las Áreas Sanitarias”.

En este sentido, la diputada regional de Podemos, ha dicho al Consejero de Salud que “no se pueden centrar las políticas de reproducción para jóvenes exclusivamente en la resolución de problemas a posteriori, cuando ya se producen los embarazos”; por lo que frente a una política de recortes, de ineficiencia, de negación de derechos, es necesario desarrollar un conjunto de políticas públicas que garanticen estos derechos y profundicen en la igualdad ”.