Los barracones son síntoma del desprecio del gobierno regional hacia la educación pública

  • La Secretaría de Políticas Públicas de Podemos Región de Murcia considera “Una falta de compromiso con la educación pública” que este curso 2018/19, una vez más, una veintena de centros desarrollen su actividad en aulas prefabricadas y haya más instaladas que en 2015.
  • Podemos preguntará en la Asamblea Regional por las causas de la dilación de las obras en los centros escolares, que ningún año concluyen a tiempo y provocan la escolarización en barracones y pedirá los nombres y las facturas de las empresas adjudicatarias, “no vaya a ser que esté pasando como en Valencia, que hay quien está haciendo negocio con el alquiler ante la precariedad de las infraestructuras.”

El diputado Miguel G. Quesada, ha avanzado que Podemos preguntará a la Consejera de Educación, por las empresas adjudicatarias de las obras en los centros educativos,  el tipo de contratos y fechas de cumplimiento de los mismos, para dilucidar “Por qué año tras año, con el argumento de la dilación de las obras, los alumnos acaban escolarizados en barracones y cómo puede ser que no se avance”.

El diputado de Podemos ha señalado “que si bien el número de aulas prefabricadas se ha reducido en cinco barracones menos que el curso pasado, el próximo 2018/2019 tendremos cinco más que las instaladas en 2015. No avanzamos nada en la mejora de nuestras infraestructuras, a pesar de que decrece el número de alumnado.”

Así, el curso escolar 2018/19 comenzará con aulas prefabricadas en 22 centros escolares en la Región de Murcia, de los cuales, 8 centros vienen repitiendo año tras años la misma situación, con grupos escolares que han tenido toda su escolarización en barracones. Estos son:

-CEIP Juan de la Cierva (Casillas-Murcia) con dos aulas prefabricadas.

-CEIP Santa Florentina (La Palma-Cartagena) dos aulas prefabricadas.

-CEIP San Cristóbal (Cartagena) tres aúllas prefabricadas, una más que en 2015.

-CEIP Cra. Alzabara (Cuevas de Reyllo-Fuente Álamo) con dos aulas prefabricadas.

-CEIP Sagrado Corazón (Librilla) con dos aulas.

-CEIP Miguel de Cervantes (Cartagena) dos aulas prefabricadas.

 -CEIP Aníbal (Cartagena) dos aulas, una más que en el año 2015.

 – CEIP Juan Navarro (La Hoya-Lorca) tres aulas prefabricadas, dos más que en 2015.

Miguel G. Quesada ha llamado la atención, sobre el hecho de que “los problemas de los barracones por la demora en la ejecución de obras se ha enquistado en los mismos centros que hace tres años” y se ha preguntado “Por qué son siempre los mismos centros donde la Consejería no quiere invertir en infraestructuras”.

En este sentido ha advertido que en territorios, donde el PP ha gobernado en los últimos tiempos, como es el caso de Valencia, se está investigando el uso de las aulas prefabricadas, a lo largo del tiempo, y la dilación en las obras de los centros escolares que se “eternizan año tras año” y que “finalmente se está investigando si esta fórmula ha sido un modo de beneficiar a un determinado tipo de empresas, para el cobro de comisiones ilegales y para el aumento de los sobrecostes en el gasto público.”

Finalmente, el diputado de Podemos ha informado que “Estos retrasos en la obras y la construcción de los barracones ha conllevado un coste de entre uno 80.000 y 100.000 euros anuales.” Por lo que desde Podemos “vamos a pedir información a la Consejera de Educación sobre los tipos de contrato, cumplimiento y causas de las demoras en las obras”.

Por su parte el Secretario de Políticas Públicas de Podemos Región de Murcia, Juan Ángel Sánchez, ha afirmado que “Esto viene a demostrar la ausencia de previsión e interés por parte de la Consejería de Educación y en general del gobierno regional del PP ante la educación pública y de calidad”.