vacunas vip

López Miras solo busca ganar tiempo y enterrar el escándalo de las vacunas vip con artimañas

El diputado autonómico de Podemos advierte que la lista de vacunados podría tardar más de tres meses en ser accesible

El Gobierno regional no ha resuelto ninguna de las solicitudes de información de los diputados desde finales de octubre. Así lo ha denunciado Rafael Esteban, diputado autonómico de Podemos, quien ha invitado a cualquier ciudadano o ciudadana a comprobar en la web de la Asamblea Regional qué información solicitan los diputados y cuánto están tardando en resolverse.

Esteban ha ejemplificado esta opacidad con una solicitud de información que Podemos registró el pasado 16 de octubre en la cámara autonómica sobre un contrato de baja cuantía y que, por el momento, no ha sido respondida por el órgano competente, como ninguna de las presentadas por los diputados y diputadas desde esa fecha.

Si para acceder al expediente de un contrato se ponen todas las trabas y se obstaculiza la acción de fiscalización que tenemos que ejercer los grupos parlamentarios, dudamos razonablemente que exista la más mínima intención de facilitar la lista de altos cargos vacunados, cuando detrás hay un gran escándalo que probablemente vaya a tener consecuencias judiciales para los responsables de este despropósito.

La denuncia que realiza Podemos no es simplemente una queja ante la desconsideración del Gobierno regional a los representantes elegidos por el pueblo, algo que ya de por sí supone una grave muestra de lo poco que valora López Miras los mecanismos democráticos. Se trata, tal y como denuncia Esteban, de un incumplimiento sistemático de los plazos legales de este derecho de información.

El diputado ha recordado que el reglamento fija 15 días desde que la administración recibe la solicitud, prorrogables como máximo 5 días, y ha asegurado que la vulneración de estos plazos no es más que otra muestra de la forma de gobernar de López Miras, que ha llevado a la Región de Murcia del imperio de la ley a la ley del más pillo.

El presidente autonómico sólo busca ganar tiempo y enterrar el escándalo con artimañas. 

Esteban también ha reprochado esta actitud de López Miras ante un escándalo que va más allá de lo político o lo económico, porque entra en el ámbito de lo que es moralmente aceptable o no para una sociedad. Una sociedad que asiste estupefacta a una ciénaga de cargos políticos que han aprovechado su cargo para adelantar a sanitarios, enfermos u octogenarios en la vacunación, y que necesita urgentemente muestras claras de que no valen excusas y que no se va a permitir un comportamiento como el que hemos visto.

Un caso de manual es el de Felipe Coello, concejal de Salud de Murcia, cuya repentina vocación de vacunador parece sólo una tapadera para justificar su propia vacunación y seguir agarrándose al sillón. El diputado de Podemos ha exigido al alcalde de Murcia, José Ballesta, que destituya de inmediato a su edil y renuncie a convertirse en cómplice y en corresponsable de alguien que claramente ha perdido cualquier tipo de autoridad.

López Miras sigue poniendo excusas para no publicar la lista y Ciudadanos y Vox no hacen absolutamente nada.