López Miras antepone los intereses de Pablo Casado y el Partido Popular a la salud pública de los murcianos y murcianas

María Marín, portavoz en la Asamblea Regional, denuncia que el presidente regional  “boicotea cualquier colaboración con el Gobierno de España por puro fanatismo ideológico»

La portavoz de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, ha exigido esta mañana al presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, que deje de “ejercer como escudero de Pablo Casado y el Partido Popular” y empiece a “atender sus deberes como presidente de  todos los ciudadanos y ciudadanas de la Región de Murcia”. La diputada ha considerado que en un momento en el que se demuestra “más necesaria que nunca” la colaboración y coordinación entre administraciones para adoptar nuevas medidas sanitarias y frenar la pandemia, desde el Palacio de San Esteban “se boicotea cualquier colaboración por puro fanatismo ideológico”. Marín ha tachado el comportamiento de López Miras como “indigno, impropio de un presidente regional y tremendamente irresponsable, cuando hay tantas vidas en juego”.

La diputada de Podemos ha recordado que el gobierno regional ha incumplido todos los puntos del Plan de Respuesta Temprana acordado con el gobierno a mediados de julio, lo que ha tenido como efecto que “no se ha contratado más personal sanitario, ni se ha reforzado la atención primaria, ni ha aumentado la capacidad para hacer test y rastreos”. Marín ha señalado que pese a que desde el Gobierno Regional prometieron llegar a los 5.000 test diarios, “en la última semana de septiembre se ha producido un brusco descenso y ahora estamos en torno a los 2.000”, lo que hace “imposible aplanar la curva de contagios”. Además, la diputada de Podemos ha asegurado que doce de los cuarenta y cinco municipios de la Región de Murcia superan una incidencia acumulada de 500 casos por 100.000 habitantes en los últimos catorce días, misma situación en la que están hasta cinco zonas de Murcia, lo que demuestra que “algo no se está haciendo bien y  es el momento de tomar medidas coordinadas y no de hacer partidismo”.

Marín ha mostrado su indignación por el despido de más de un centenar de trabajadores de residencias, algo que “dejará a nuestros mayores desatendidos” y que “complicará aún más la situación en unos centros que se han convertido en el foco central de la pandemia”. La diputada ha planteado que es el momento de “acabar con la temporalidad de los contratos y la falta de estabilidad de las plantillas” para evitar estas situaciones tan lamentables.

Por último, la diputada de Podemos ha incidido en que “López Miras sigue sin explicar dónde están los 180 millones de euros que el gobierno de coalición envió a la Región de Murcia para contratar personal sanitario y docentes”, algo que desde Podemos llevan semanas preguntando “por activa y por pasiva”. “Si falta personal, faltan test y se ha contratado un número insignificante de nuevos docentes para este curso, ¿dónde ha ido a parar ese dinero? ¿En qué se lo están gastando?” ha concluido Marín.