Ley Emergencia Ciudadana

Podemos Región de Murcia registra en la Asamblea la propuesta de ley de Procedimientos de Emergencia Ciudadana

 

La diputada regional, María Giménez, ha afirmado que el objetivo de esta propuesta de ley es “agilizar la tramitación de las ayudas sociales necesarias para atender las necesidades básicas de las personas, familias y colectivos susceptibles de especial protección”.

La Ley de Procedimientos de Emergencia Ciudadana es una iniciativa que ha presentado Podemos de forma coordinada en varias comunidades autónomas. Castilla la Mancha, La Rioja, Extremadura, Andalucía, Castilla y León, Valencia y Murcia.

Con esta ley, tal y como ha señalado María Giménez, se busca “acortar los plazos entre la concesión de las ayudas y la llegada efectiva de la prestación económica”, por lo que se quiere “establecer prioridades presupuestarias de las partidas que van destinadas a atender las necesidades básicas de quienes peor lo están pasando”.

Giménez ha afirmado que en la elaboración de esta propuesta de ley han participado trabajadores cualificados en la materia y organizaciones sociales con experiencia en la lucha contra la pobreza y la desigualdad, que precisamente le han comunicado que “las ayudas destinadas a paliar esta situación han ido desapareciendo paulatinamente”.

Según la diputada de Podemos en Murcia, el coste de aplicar esta ley será “cero” debido a que lo que conlleva “no es una modificación presupuestaria, sino una reorganización de lo que ya existe estableciendo prioridades distintas a las que han regido hasta ahora a las administraciones”.

Con carácter general, este proyecto de ley establece reducir los plazos de tramitación de ayudas a la mitad, la cobertura prioritaria de los puestos de trabajo donde se tramitan estos procedimientos y priorizar su pago por delante, en concreto, de los gastos de protocolo, publicidad y dietas de altos cargos.

María Giménez ha subrayado lo “necesaria que es esta ley en la Región de Murcia ya que hay un 45% de personas que viven en situación de exclusión social o pobreza, un 15% más que en el resto de España, y uno de cada dos hogares no puede hacer frente a imprevistos. A lo que hay que añadir que 160.000 niños viven en hogares pobres”. Por ello, Giménez ha incidido en que prestaciones como la Renta Básica o la Dependencia, deben llegar “ cuando se necesitan para poder vivir, no cuando la administración lo ve burocráticamente conveniente”.