servicios públicos

La Región de Murcia ha perdido en una década un 13,6% de docentes en las aulas

La portavoz regional de Podemos ha participado esta mañana en la manifestación por unos servicios públicos de calidad

 

 

Las calles de Murcia han vuelto a vivir esta mañana una nueva manifestación para reivindicar unos servicios públicos de calidad en la Región. Coincidiendo con el décimo aniversario del 15M, colectivos de docentes y sanitarios, familiares de residencias de mayores y asociaciones LGTBI, entre otros movimientos sociales, han marchado por las calles de la capital regional exigiendo el fin de los recortes y la recuperación de todo lo que se perdió durante la última crisis en los servicios públicos. María Marín, portavoz regional de Podemos, quien ha participado en esta convocatoria junto a otros miembros del partido, ha demandado que la Región de Murcia “refuerce de una vez las plantillas y recursos en educación, sanidad y residencias, servicios que durante la pandemia se han revelado imprescindibles y que en nuestra comunidad autónoma están al mismo tiempo infrafinanciados y con condiciones muy precarias”.

La diputada morada ha recordado que en la última década la Región de Murcia “es la que más docentes ha perdido, llegando a una cifra temeraria, el 13,6% menos de profesores en las aulas, mientras que cada año vemos como se amplían los conciertos con empresas del sector privado”. Para Marín, “este Gobierno regional es, con mucha diferencia, el que más persigue y se ensaña con los docentes”. 

La portavoz de Podemos ha asegurado que los graves problemas que afrontan los servicios públicos “no son una prioridad para el Gobierno regional”, como demuestran cuando el proyecto de presupuestos de 2021 “no aporta más recursos para la educación pública”. Además, Marín ha desvelado que en las cuentas autonómicas de 2021 “se pretenden congelar, por ejemplo, los gastos de funcionamiento de los centros de infantil y primaria, mientras sigue creciendo la aportación a la concertada en más de 10 millones de euros”. Los políticos que se ponen el lazo naranja en defensa de la educación concertada “no defienden la libertad”, según Marín, sino que apuestan por la discriminación, la segregación y el clasismo”. Un clasismo que además, asegura la diputada, ponen de manifiesto “cuando presupuestan recortes de un millón de euros en becas de transporte y de 100.000 euros en becas comedor”, en un momento en el que “aumenta la demanda de estas ayudas y en el que tantas familias lo están pasando mal”.

Por último, la portavoz de Podemos ha criticado que “la tijera del PP y sus tránsfugas” también afecte al presupuesto del Observatorio de la convivencia, que pierde un 60% de sus fondos, “mientras que el teléfono contra el acoso lleva, además, más de un año sin funcionar”. “Censurar la educación en valores como la diversidad sexual y de género mientras se recortan los medios para luchar contra el acoso es dejar desamparados a cientos de jóvenes que están padeciendo una situación dura y en la que necesitan todo el apoyo de las instituciones” ha concluido Marín.