fiscalía residencias

La Fiscalía investiga a la residencia Amavir de Cartagena y el Centro de Discapacidad de Los Olivos de Cieza ante la denuncia de Podemos

La portavoz regional de la formación, María Marín, anuncia la apertura de diligencias por las graves irregularidades y negligencias aparecidas en estos centros 

La Fiscalía ha abierto diligencias a raíz de la denuncia que Podemos presentó el pasado 8 de febrero, en la que trasladaba “graves negligencias” en la residencia de Amavir en Cartagena y en el centro para personas con discapacidad Los Olivos en Cieza.

En ambos casos, la formación morada ha decidido poner en conocimiento de la justicia estos hechos, después de que trabajadores de estos centros acudiesen a la portavoz de Podemos, María Marín, para aportar pruebas y testimonios de las negligencias detectadas.

En el caso de la residencia Amavir de Cartagena, la Fiscalía va a investigar si se cumplieron los protocolos que obligan a guardar cuarentena a todos los empleados contagiados y a aislar a todos sus contactos estrechos.

Por lo que respecta al centro de discapacidad de Los Olivos, en Cieza, las irregularidades están relacionadas con la atención sanitaria prestada por la contrata del servicio en este centro de titularidad pública.

Marín ha asegurado que la labor de inspección y control de las residencias de mayores y los centros de discapacidad por parte  del Gobierno regional es totalmente insuficiente.

Para la diputada, el modelo de contratas y conciertos que el Partido Popular ha construido en la Región en los últimos 25 años, ahora con la colaboración imprescindible de Ciudadanos y Vox, es una trampa mediante la cual estas empresas acumulan beneficios y han recibido importantes ayudas del gobierno de López Miras para compensar los efectos de la pandemia.

Sin embargo, tal y como denuncia la diputada cada vez se acumulan más evidencias de que no se está controlando adecuadamente su funcionamiento.

Estas carencias se ejemplifican en la falta de inspectores que controlen la gestión de estos centros, pero ante todo en la falta un modelo de residencias que prime la salud y el bienestar de nuestros mayores y personas vulnerables. Esa atención iría, tal y como explica Marín, ligada a una mejora sustancial de las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores de las residencias, grandes profesionales que se han tenido que enfrentar a esta pandemia sin medios y soportando una carga de trabajo inhumana.

Por otra parte, Marín ha reiterado que desde Podemos están encontrando muchos obstáculos para poder esclarecer lo sucedido, como el veto de PP, Ciudadanos y Vox en la Asamblea Regional el pasado mes de noviembre a la creación de una comisión de investigación sobre lo ocurrido en las residencias.

A pesar de todas estas trabas, la portavoz de Podemos ha asegurado que el compromiso adquirido con los familiares de los fallecidos en residencias y con asociaciones como Marea de Residencias continúa más vigente que nunca y ha anunciado que desde su partido seguirán empujando para que se haga justifica a todas las personas que han fallecido y para que estas situaciones nunca más se produzcan. “Vamos a llegar donde no puede o no quiere llegar el gobierno de López Miras” ha asegurado Marín.

 

ESCRITO DE LA DENUNCIA A FISCALÍA POR LAS RESIDENCIAS